Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ataques de milicias dejan al menos medio centenar de muertos en RDC durante las últimas horas

Al menos medio centenar de personas han fallecido en República Democrática del Congo en las últimas horas, según fuentes militares y activistas locales, en medio de un incremento de la violencia en todo el país, alimentada por la fuerte inestabilidad política.
De los fallecidos, al menos 54 son civiles: 13 de etnia hutu muertos en un ataque de una milicia nandé en la ciudad oriental de Nyanzale, según el activista Innocent Gasigwa, en represalia por 17 cviles de una localidad cercana muertos el pasado jueves bajo los disparos y los machetes de los Nyaturu, una milicia hutu.
A ello hay que añadir que al menos 25 personas han muerto en un ataque perpetrado este pasado sábado por las milicias ugandesas Alianza de Fuerzas Democráticas del Ejército Nacional para la Liberación de Uganda (ADF-NALU), según informaron hoy fuentes oficiales al medio Radio Okapi.
Se trata de veintiún civiles y cuatro rebeldes, fallecidos en un ataque múltiple contra varios pueblos próximos a Eringeti, según las estimaciones del administrador del territorio de Beni, Kalonda Amisi. El balance de muertos, ha prevenido, podría aumentar en las próximas horas.
El ADF-NALU surgió en 1996 y figura en la 'lista negra' internacional de grupos terroristas creada por Estados Unidos tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.
Entre 1996 y 2001, ADF-NALU protagonizó una vasta ofensiva que concluyó con su derrota en 2004 durante una operación conjunta de los Ejércitos congoleño y ugandés, en la que, según datos de la ONU, los militares de ambos países perpetraron graves violaciones de Derechos Humanos.
A ello hay que añadir que el país está sumido en la confusión política. El mandato del presidente, Joseph Kabila, terminó el 20 de diciembre pero se mantiene en el cargo porque todavía no se han celebrado elecciones para designar a su sucesor y no está previsto que se celebren hasta abril de 2018. El mandatario se ha negado a comprometerse a no reformar la Constitución.