Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asesinan en México a un periodista que huyó de Honduras después de que mataran a su compañero, Igor Padilla

La Fiscalía del estado mexicano de Veracruz ha confirmado este lunes que un periodista hondureño, identificado como Edwin Rivera Paz, de 25 años, fue asesinado el domingo en la localidad de Acayucan.
Rivera Paz había huido de Honduras para solicitar asilo en México después de que su compañero, Igor Padilla, fuera tiroteado cuando grababa un anuncio publicitario en la ciudad de San Pedro Sula, en Honduras, el pasado mes de enero.
Rivera Paz es director de cámara del programa de televisión 'Los Verduleros'. La Fiscalía de Veracruz ha explicado en un comunicado que el domingo se abrió una investigación tras hallar el cadáver del camarógrafo en una calle del barrio de San Diego, en la ciudad de Acayucan.
"Como resultado de las primeras diligencias realizadas por peritos forenses y agentes de la Policía Ministerial se estableció la identidad del hoy occiso, como E.R.P., quien contaba con ciudadanía hondureña y se dedicaba a realizar filmaciones", ha señalado en el texto. La prensa hondureña y mexicana ha confirmado que se trata del excompañero de Padilla.
Según las investigaciones, el cuerpo de Rivera Paz presentaba lesiones por arma de fuego.
El camarógrafo huyó de Honduras una semana después de la muerte de Padilla. Según personas cercanas al ahora fallecido, éste había asegurado tener miedo de que le hicieran algo, según ha recogido el diario hondureño 'La Prensa'.
ASESINATO DE IGOR PADILLA
Padilla, de la cadena de televisión HCH --en la que se retransmite 'Los Verduleros'--, se encontraba grabando un anuncio publicitario en una tienda en San Pedro Sula cuando recibió una llamada de teléfono de una mujer, por lo que salió del local.
Una vez fuera, varios hombres armados, vestidos con uniforme policial, abrieron fuego contra Padilla desde un vehículo. La Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) hondureña confirmó que el ataque, por el que se ha detenido a casi una veintena de personas, estaba deliberadamente dirigido al periodista y estaba bien planificado.
Tras su muerte, las autoridades detuvieron a un total de 18 personas, entre ellos cinco mujeres, vinculados con los hechos. Todos pertenecen a la mara 18, según indican fuentes policiales. Dos de ellos reconocieron haber asesinado a Padilla, señalando que eran "órdenes del barrio".
En lo que va de año han sido asesinados siete periodistas en México. De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos mexicana, más de 120 profesionales de la información han sido víctimas de ataques selectivos desde el año 2000, lo que convierten al país en uno de los más peligrosos del mundo para el ejercicio de la profesión.