Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ascienden a ocho los militares muertos en un ataque en la península del Sinaí

El balance de militares muertos en el ataque perpetrado este jueves contra un puesto de control en el norte de la península del Sinaí ha ascendido a ocho, según ha confirmado el Ejército.
El portavoz de las Fuerzas Armadas, Mohamed Samir, ha detallado que asaltantes a bordo de vehículos "cargados con una gran cantidad de explosivos" atacaron el puesto.
Las muertes fueron provocadas por la explosión de uno de los vehículos y de una segunda bomba lanzada contra los soldados, según ha informado el diario local 'Al Ahram'.
Samir ha afirmado que el ataque se ha saldado con la muerte de tres milicianos, mientras que un número indeterminado de atacantes ha resultado herido.
"Las Fuerzas Armadas recalcan que este tipo de actos malignos no evitarán que lleven a cabo sus tareas de eliminar el terrorismo y seguir protegiendo la patria", ha remachado.
El suceso ha tenido lugar horas después de la explosión de una bomba cerca de una comisaría en la capital, El Cairo, si bien el suceso se ha saldado sin víctimas, tal y como ha recogido el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.
De momento, ninguna organización ha reivindicado los atentados. En el Sinaí operan varias milicias yihadistas, algunas de las cuales han jurado lealtad a Estado Islámico.
En su revista semanal 'Al Nabaa', Estado Islámico ha urgido este jueves a sus seguidores a unirse a las ramas activas en el Sinaí, Libia, Yemen y África Occidental si no logran alcanzar Siria o Irak.
OPERACIONES EN EL SINAÍ
El Ejército de Egipto anunció el 16 de octubre el inicio de una nueva ofensiva a gran escala contra "elementos terroristas" en el norte y el centro de la península del Sinaí.
Se trata de la segunda campaña lanzada por el Ejército desde la 'Operación Derecho del Mártir', que arrancó en septiembre de 2015 con el objetivo declarado de acabar con la insurgencia en la península.
Egipto se enfrenta a una insurgencia principalmente en la zona del Sinaí que ha acabado con la vida de cientos de soldados y agentes de la Policía desde mediados de 2013, cuando el entonces jefe del Ejército y ahora presidente, Abdelfatá al Sisi, derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi tras una serie de protestas.
Si bien los ataques más mortíferos han tenido lugar en el Sinaí, también se han perpetrado atentados contra las fuerzas de seguridad, tanto en El Cairo como en otras ciudades. También han muerto cientos de presuntos terroristas en operaciones militares de seguridad.