Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arrestadas siete personas por planificar un atentado el día de Navidad en Melbourne

Arrestadas siete personas sospechosas de planificar un atentado el día de Navidad en MelbourneReuters

La Policía de Australia ha arrestado a siete personas que planeaban atentar en Navidad en la localidad de Melbourne, tal y como ha anunciado el primer ministro del país, Malcolm Turnbull. La Policía ha señalado que estaría inspirado por el grupo yihadista Estado Islámico.

"Esta madrugada, nuestra Policía y agencias de seguridad han evitar un considerable complot terrorista", ha dicho Turnbull, según ha recogido la cadena de televisión australiana ABC.
Así, ha indicado que "se habría descubierto un complot para hacer estallar artefactos explosivos en el centro de Melbourne, en el área de la Plaza de la Federación, durante el Día de Navidad".
"Este es uno de los complots terroristas más considerables que hemos evitado en los últimos años", ha agregado el primer ministro australiano.
Por su parte, el comisario de la Policía del estado de Victoria, Graham Ashton, ha manifestado que las fuerzas de seguridad se han incautado "precursores de un artefacto explosivo improvisado".
"Creemos que existía la intención de perpetrar lo que llamamos un ataque múltiple, posiblemente durante el Día de Navidad", ha desvelado, sumando la estación de Flinders Street y la Catedral de San Pablo a los posibles objetivos.
"Hay también pruebas que llevarán a la posibilidad o la intención de utilizar otras armas. Eso incluiría cuchillos o armas de fuego", ha añadido Ashton.
Asimismo, ha resaltado que seis de los sospechosos son personas nacidas en el país, mientras que el otro es un ciudadano australiano nacido en Egipto.
El primer ministro del estado, Daniel Andrews, ha anunciado un incremento de la presencia policial durante las festividades, describiendo el complot como "un acto de maldad".