Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arranca con polémica el debate para la confirmación de Sessions como fiscal general

El senador republicano Jeff Sessions se ha sentado este lunes ante la Comisión de Justicia de la Cámara Alta de Estados Unidos para defender su candidatura al Departamento de Justicia, en una sesión que ha comenzado con polémica por la interrupción de varias personas gritando consignas.
El presidente electo norteamericano, Donald Trump, ha propuesto a Sessions como fiscal general, a pesar de las polémicas posturas del senador en materia de derechos civiles o inmigración. En 1986, fue vetado como juez federal por supuesto racismo, entre otras razones por llamar "chico" a un fiscal negro.
Unos pocos minutos antes del inicio de la sesión, manifestantes vestidos como miembros del Ku Klux Klan (KKK) comenzaron a increpar a Sessions, al que pidieron que "devolviese a los blancos al Sur". También se registraron gritos en sentido contrario: "No al KKK, no a Trump".
La seguridad del Capitolio ha intervenido para evacuar a estas personas, aunque el mensaje se ha terminado colando en el discurso de Sessions. El senador ha reiterado que considera al Ku Klux Klan una "ideología de odio".
"Me conocéis. Sabéis en lo que creo. Sabéis que soy un hombre de palabra y que haré lo que digo", ha defendido Sessions en sus primeras palabras ante sus compañeros. El senador ha subrayado su compromiso con la Constitución y el Estado de Derecho y ha abogado por una justicia "justa, imparcial y equitativa" para todos.
La principal senadora demócrata, Dianne Feinstein, ha admitido que se trata de un debate "difícil" por la relación personal que le une con Sessions, miembro del comité que ahora debe analizarlo, pero ha criticado la agenda "extremadamente conservadora" del candidato a fiscal general.
Feinstein ha hablado de "miedo" para referirse a las políticas que podría adoptar la Administración de Trump, especialmente entre la comunidad afroamericana.