Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merkel y Tsipras escenifican una buena relación en Berlín

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, se han esforzado por escenificar una buena relación en la reunión que han mantenido este lunes en Berlín con el trasfondo de la creciente tensión bilateral por la ayuda financiera de Bruselas a Atenas.

Tsipras ha rebajado el tono dialéctico que ambos países han mantenido en los últimos encuentros bilaterales criticando la portada de la revista alemana 'Der Spiegel', un fotomontaje que muestra a Merkel rodeada de oficiales nazis en la Acrópolis de Atenas.

"Es una provocación injusta", ha dicho, subrayando que es injusto "para la canciller y para Alemania". "Por favor, dejemos atrás las sombras del pasado. La Alemania de hoy no tiene nada que ver con la Alemania del Tercer Reich", ha argumentado.

Además, ha aclarado que, aunque existen diferencias de opinión sobre las reparaciones de Alemania a Grecia por los daños causados durante la Segunda Guerra Mundial, su Gobierno no planea apoderarse de propiedades alemanas.

Merkel, por su parte, ha insistido en que el tema de la ocupación nazi de Grecia quedó resuelto, al tiempo que ha insistido en que es consciente del dolor que este periodo de la historia provocó en el país heleno.

Controversia económica

Más allá de estas palabras, Tsipras y Merkel apenas han abordado los problemas económicos de Grecia y la firma postura de la UE de exigir reformas extructurales para continuar con la ayuda al Gobierno de Syriza, aunque se prevé que lo hagan en la cena de esta noche.

Merkel se ha limitado a recalcar que "aunque hay 80 millones de personas viviendo en Alemania y es la mayor economía de la UE, Europa está construida sobre el principio de que cada país es igual de importante".

No obstante, la canciller ha insistido en que para que Grecia recupere el crecimiento económico y con ello el empleo, "necesita reformas estructurales, un presupuesto sólido y una administración que funcione".

Tsipras ha aclarado que la finalidad de su visita a Alemania no es resolver los problemas de liquidez