Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lubitz tenía que renovar su permiso médico en junio

Al copiloto Andreas Lubitz se le acababa el tiempo. En junio tenía que renovar su permiso médico, y sus problemas de salud hacían difícil que lo consiguiera. Sabemos que sufría de depresión. En casa se han encontrado muchos medicamentos para enfermedades mentales, según el diario Die Welt. El New York Times asegura que tenía además otra enfermedad: un problema de visión. Según el diario alemán Bild, tenía miedo de sufrir un deprendimiento de retina. Además de sus problemas de salud, su vida sentimental atravesaba al parecer momentos convulsos. Hasta ahora sabíamos que acababa de romper con su novia de toda la vida. Hoy, el diario Bild publica que la chica podría estar embarazada. El diario asegura que mujer es profesora y que hace unas semanas les dijo a sus alumnos que esperaba un niño. La chica conoció a Lubitz hace nueve años, cuando ambos trabajaban en un establecimiento de comida rápida. Empezaron a salir y se mudaron juntos a este piso de Dusseldorf. El semanario "Der Spiegel" asegura que la novia iba de camino a la zona del siniestro cuando se enteró de que Lubitz no era una víctima más, sino el que había provocado la tragedia.