Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ancianos tribales instan al Gobierno de Pakistán a evitar enfrentamientos en la línea de Durand

Cientos de ancianos tribales se han reunido este sábado en la localidad afgana de Torjam, en el este de la conflictiva provincia de Nangarhar, para instar al Gobierno de Pakistán a evitar cualquier acción que aumente la tensión a ambos lados de la línea de Durand, que marca la frontera con Afganistán.
Los ancianos de las tribus de la provincia paquistaní de Jíber Pajtunjwa, en el noroeste del país, no han podido acudir al encuentro a pesar de ser invitados debido a la prohibición de las fuerzas de seguridad paquistaníes, según ha informado la agencia de noticias Pajhwok.
Los principales líderes de las tribus congregadas han destacado que apenas existen diferencias entre ellos y han acusado a las autoridades de Pakistán de intentar enfrentarlos, una acción que han tachado de "inútil".
Los asistentes han solicitado que el Gobierno permita a los miembros de las diferentes tribus atravesar la línea de Durand, nombre otorgado a la frontera tras el acuerdo firmado por Londres y Kabul en el siglo XIX, sin hacer uso de un pasaporte o visado.
El líder tribal Haji Jalil ha indicado que el objetivo de la reunión es el de unir a la población de Nangarhar en señal de rechazo a la línea de Durand como frontera.
Según Jalil, los problemas entre las tribus a ambos lados de la frontera se basan en la falta de cooperación entre las mismas, algo que podría solventarse mediante el diálogo.
Las fuerzas de seguridad de Afganistán y Pakistán han protagonizado intensos enfrentamientos en la zona fronteriza durante los últimos años. En Nangarhar, varios grupos de insurgentes han incrementado su actividad, lo que ha puesto en alerta a las autoridades afganas y a las fuerzas estadounidenses, que ofrecen apoyo sobre el terreno en el marco de la lucha contra el terrorismo.