Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades de El Aaiún acusan a Haidar de incitar a manifestarse

Aminatu HaidarReuters

Las autoridades de El Aaiún han negado este viernes las denuncias de la activista saharaui Aminetu Haidar, que dijo haber sido golpeada por por policías marroquíes, y le han acusado de haber tratado de organizar manifestaciones de protesta coincidiendo con la visita a la ciudad del enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta del Colectivo de los Defensores Saharauis de Derechos Humanos (CODESA), denunció este jueves que policías marroquíes habían reprimido con dureza las manifestaciones convocadas en El Aaiún) para reivindicar la autodeterminación de la excolonia española y que ella misma había sido agredida por los agentes.
   Según Haidar, cientos de personas salieron a las calles coincidiendo con la visita de Ross, con quien ella misma y otros activistas saharauis tuvieron ocasión de reunirse el jueves por la mañana durante dos horas. Durante las marchas, las fuerzas de seguridad marroquíes agredieron a varios de los asistentes, según la presidenta de CODESA.
   La activista, según su propio relato, se acercó a dialogar con los agentes para advertirles de que "no tienen derecho" a reprimir a quienes se concentran "de forma pacífica" y entonces varios policías comenzaron a perseguirla y agredirla. Según relató, recibió varios golpes y le amenazaron incluso con un cuchillo. Además, denunció que su coche había sido destruido y su casa estaba en "estado de sitio", rodeada por policías.
   En declaraciones a la agencia oficial marroquí MAP, un responsable de la wilaya de El Aaiún ha indicado que ayer por la tarde Haidar "prendió fuego a un neumático antes de golpear las puertas de sus vecinos animando a niños y jóvenes a salir a las calles para manifestarse con motivo de la visita" de Ross.
"Provocación" de Haidar
   A continuación, según esta fuente, "se dirigió a varios barrios de la ciudad donde reiteró la misma actuación". Este responsable ha asegurado que "las fuerzas del orden no se le acercaron en ningún momento y no la tocaron en absoluto, conscientes de que se trata de una provocación a la que ésta suele recurrir en ocasiones parecidas".
   Según la versión de las autoridades, Haidar regresó a su casa a primera hora de la noche acompañada por otros miembros de su organización, CODESA. Fue entonces, añade la fuente, cuando "hizo circular las denuncias de que las fuerzas del orden no dejaron de acosarla durante todo el día, le retiraron su coche y que nadie sabía donde estaba durante todo ese tiempo".