Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los nuevos ministros de Tsipras juran sus respectivos cargos

Grecia ministroscuatro.com

Los nuevos ministros designados por el primer ministro griego, Alexis Tsipras, han jurado sus cargos en sustitución de los disidentes que rechazaron esta semana en el Parlamento la adopción de las duras medidas requeridas a cambio de aceptar el nuevo rescate.

A la cabeza de los expulsados se encuentra el ex ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis, y dos de sus viceministros, un símbolo de la disociación de la llamada Plataforma Izquierda de la coalición principal, Syriza, que lidera Tsipras.
El responsable de sustituir a Lafazanis es Panos Skourletis, un estrecho aliado de Tsipras que ha abandonado la cartera de Interior para asumir este cargo vital. Skourletis declaró que la remodelación supone "un ajuste a una nueva realidad".
El nuevo ministro de Trabajo, George Katrougalos, ha declarado que la estrategia a seguir a partir de ahora es "negociar con dureza los términos del nuevo rescate porque la propuesta inicial es un texto con muchas lagunas".
La portavocía del Gobierno recaerá ahora en manos de la diputada Olga Gerovassili, a quien corresponderá explicar algunas de las difíciles medidas que tendrá que adoptar el Ejecutivo en los próximos meses para poder recibir hasta 86.000 millones de euros.
Euclid Tsakalotos, que el 6 de julio asumió el Ministerio de Finanzas en sustitución del dimitido Yanis Varoufakis, seguirá en el cargo. Como 'número dos' de este departamento ha sido nombrado el inspector fiscal Tryfon Alexiadis, que reemplazará a Nadia Valavani, una de las voces críticas.
Tsipras se ha enfrentado a las críticas de sus propios compañeros por los ajustes a los que se ha comprometido, entre ellos recortes de las pensiones y subidas de impuesto. Más de una treintena de diputados de Syriza se abstuvieron o votaron en contra en la votación parlamentaria del acuerdo, el jueves de madrugada.