Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tsipras pide ayuda a la UE ante la masiva llegada de inmigrantes a Grecia

Tsipras anuncia un plan para abordar la inmigración con fondos europeosEFE

El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, ha asegurado este viernes que las infraestructuras de Grecia no pueden soportar la afluencia de inmigrantes que están llegado de países en conflicto como Siria o Afganistán y ha extendido la responsabilidad de la crisis del Mediterráneo a las instituciones europeas.

"Ahora es el momento de ver si la Unión Europea (UE) es la UE de la solidaridad o una UE en la que todos están tratando de proteger sus fronteras", ha afirmado Tsipras, quien este viernes se ha citadocon varios ministros de su gabinete para dar respuesta a la crisis migratoria que sufre el país y que afecta especialmente a las islas griegas en el Mediterráneo.
La ministra de Inmigración, Tasia Christodoulopoulou, invitada al encuentro, ha admitido el fracaso de las autoridades para controlar la situación en los últimos tiempo. "Por el momento, las organizaciones no gubernamentales están cubriendo el hueco dejado por el estado (...) sin ellos la situación sería mucho peor", ha asegurado en unas declaraciones difundidas por el diario 'Kathimerini'.
Christodoulopoulou ha afirmado que los esfuerzos del Ejecutivo se están centrando en reubicar a unos 400 refugiados que actualmente se encuentran viviendo en tiendas de campañas en distintos parques de la capital. La intención es mejorar sus condiciones y que puedan instalarse en estructuras prefabricadas y mayores tiendas en el distrito de Votanikos.
La reunión del gabinete heleno llega tras el llamamiento de la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) para que Atenas controle "la situación de caos absoluto" que se vive en las islas griega, donde en solo en el mes de julio han llegado 50.000 personas, tal y como ha asegurado el director de ACNUR en Europa, Vincent Cochetel.
"En términos sanitarios y de asistencia de alimentos y agua, la respuesta es inadecuada. La mayoría de las islas no tienen capacidad de recepción, los inmigrantes no duermen bajo la protección de un tejado", ha afirmado Cochetel, quien recientemente ha visitado las islas de Lesbos, Kos y Chios.
"Es un caos total. Después de un par de días son trasladados a Atenas, allí no les espera nada", ha señalado, al tiempo que ha reclamado que sean las autoridades griegas quien "lideren y coordinen" la respuesta.
"Lo más preocupante de la situación es que nadie está realmente asumiendo el liderazgo en la respuesta, por lo que hace muy difícil a las asociaciones humanitarias participar en los esfuerzos de ayudar a los inmigrantes", ha concluido el representante de ACNUR.