Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grecia pide una nueva prórroga para hacer frente a su deuda

Grecia ha pedido una nueva prórroga para hacer frente a los pagos a 20 días para que se agote el plazo. En Bruselas, tras la reunión a tres bandas entre Alexis Tsipras, Angela Merkel y Fraçois Hollande, se ha acordado intensificar las reuniones con las instituciones europeas para intentar llegar a una solución en el plazo de una semana y desbloquear el rescate.

El encuentro a tres bandas, que ha tenido lugar después de la primera jornada de la cumbre UE-Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, se ha desarrollado en un ambiente "constructivo" y "amigable", según ha dicho Tsipras en una breve declaración ante la prensa.
"Hemos acordado intensificar las conversaciones para encontrar una solución y resolver los temas pendientes con el fin de dar a Grecia la oportunidad de volver al crecimiento con cohesión social y una solución viable para la deuda", ha asegurado el primer ministro heleno, que no ha aceptado preguntas de los periodistas.
Merkel y Hollande han abandonado la reunión sin hacer declaraciones públicas.
Tsipras tiene previsto reunirse de nuevo este jueves con el presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, con el fin de trabajar para "un acuerdo mutuamente aceptable y que sea aceptable también para todos los países del Eurogrupo".
Bruselas considera insuficiente la última oferta de Atenas en materia de reformas y había congelado las negociaciones a la espera de nuevas propuestas. Pero un breve encuentro entre Juncker y Tsipras durante la cumbre ha permitido desbloquear el diálogo.
Los objetivos de superávit primario, la reforma de las pensiones y la subida del IVA siguen siendo los principales escollos en las negociaciones. Grecia necesita de forma urgente los 7.200 millones de euros del último tramo del rescate para hacer frente al vencimiento de 1.500 millones que debe al Fondo Monetario Internacional el 30 de junio y a las pensiones y salarios.
Pero el Eurogrupo ha dicho que no desbloqueará la ayuda hasta que no haya un acuerdo entre Atenas y la troika sobre un plan de reformas. Sin la ayuda europea, Grecia podría verse abocada a la suspensión de pagos y la salida del euro.