Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania hace su primer transporte fluvial de basura nuclear

Alemania ha realizado este miércoles el primer transporte de basura nuclear por río y lo ha hecho en medio de un fuerte despliegue policial debido a la polémica que este nuevo sistema ha generado.
Tres contenedores con residuos atómicos han partido de la central nuclear de Obrigheim, que está cerrada, rumbo a un almacén provisional ubicado en la pequeña localidad de Neckarwestheim, según ha informado la empresa energética EnBW.
EnBW pretende llevar a cabo un total de cinco viajes con tres "castores", como se conoce a estos contenedores, cada uno desde Obrigheim a lo largo de cerca de 50 kilómetros.
Los traslados se enmarcan en el plan de la canciller, Angela Merkel, de cerrar todas las centrales nucleares hacia 2022, algo que decidió tras el accidente en Fukushima (Japón), el más grave de la historia junto al de Chernóbil (Ucrania).
El principal problema al que se enfrenta el Gobierno alemán en estos momentos es dónde almacenar los residuos de las centrales nucleares, además del coste derivado del cierre de las mismas.