Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania emite una orden de arresto contra Anis Amri por el atentado de Berlín

Las autoridades alemanas han emitido una orden de arresto contra Anis Amri, el tunecino de 24 años de edad que figura como principal sospechoso del atentado perpetrado el pasado lunes en un mercado navideño de Berlín, según ha anunciado este jueves la Fiscalía Federal.
El Ministerio Público ya emitió el miércoles un aviso para localizar a Amri. "Mide 1,78 centímetros, pesa unos 75 kilos, tiene el pelo negro y los ojos marrones", reza la ficha difundida, en la que constan dos fotografías.
Las fuerzas de seguridad han llevado a cabo este jueves varias redadas en Berlín, y Renania del Norte-Westfalia, donde está su última residencia conocida, así como en otros lugares en los que ha permanecido algún tiempo, pero hasta ahora no han dado "resultados concretos".
Los únicos avances han llegado del análisis forense del camión que se usó para el ataque terrorista. Los investigadores han encontrado el permiso de residencia de Amri y sus huellas dactilares en el volante y en las puertas, según ha explicado una portavoz de la Fiscalía en declaraciones a la prensa.
La Fiscalía ha aclarado que no se han producido nuevas detenciones en relación con el atentado. Horas antes la cadena alemana WDR informó de que había cuatro personas arrestadas en Dortmund por su supuesta implicación en los hechos.
La Policía de Berlín detuvo el mismo lunes, pocas horas después del atentado, a un refugiado paquistaní de 23 años que fue liberado sin cargos el martes porque los investigadores ni siquiera pudieron situarlo en el camión.
El lunes por la noche un camión arrolló el mercado navideño próximo a la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm, dejando 12 muertos y 56 heridos. Según las primeras investigaciones, un hombre secuestró el camión y mató al conductor, de nacionalidad polaca.
Estado Islámico ha asegurado que quien estaba al volante en el momento del ataque era "un soldado del califato". La Fiscalía ha señalado como principal sospechoso a Anis Amri, un tunecino de 24 años con antecedentes penales en la nación magrebí e Italia.
BAJO VIGILANCIA
Amri estaba en la mira de las agencias de Inteligencia europeas y de Estados Unidos por su historial delictivo y sus contactos con redes yihadistas que le habrían llevado a ofrecerse como mártir del Estado Islámico.
Amri salió de Túnez hace siete años y llegó a la isla italiana de Lampedusa. En Oueslatia, su ciudad natal, fue condenado 'in absentia' a cinco años de cárcel por un robo violento y ya en Italia recibió otros cuatro años por un incendio en un colegio.
Tras salir de prisión en Italia, donde se habría radicalizado, huyó a Alemania. Allí estuvo en contacto con Abu Walaa, un islamista detenido el pasado noviembre junto a otras cuatro personas que formaban parte de una red yihadista que aportaba combatientes a Estado Islámico.
Amri preguntó a un hombre que era confidente de la Policía de Renania del Norte-Westfalia cómo podía adquirir armas de fuego. Además, buscó en Internet cómo fabricar explosivos y se comunicó al menos una vez con el grupo terrorista Estado Islámico por medio de Telegram.