Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aldeas Infantiles SOS alerta de que los niños desplazados en Alepo se ven amenazados por el frío

Aldeas Infantiles SOS ha alertado este martes de que miles de niños sirios y sus familias que se han visto forzados a abandonar sus hogares en la ciudad siria de Alepo ahora se enfrentan a temperaturas bajo cero.
Según ha explicado la ONG en un comunicado, en las inmediaciones de esta ciudad, cuyo control recuperó el Gobierno sirio a finales de diciembre, los desplazados tratan de sobrevivir en refugios temporales que carecen de calefacción, con ropa escasa e inadecuada.
Ante esta circunstancia, Aldeas Infantiles SOS de Siria ha comenzado la distribución de artículos de invierno como mantas así como ropa de abrigo, dado que el país atraviesa actualmente la etapa más cruda del invierno.
Asimismo, ha subrayado que aunque tanto en la ciudad como en sus alrededores impera una "calma relativa", la vida continúa siendo extraordinariamente difícil para millones de desplazados internos en Siria.
"Continuamos ayudando a las familias a sacar adelante a sus hijos y realizamos un seguimiento permanente de la situación para asegurarnos de que las necesidades más apremiantes de los niños son cubiertas", ha explicado el presidente de Aldeas Infantiles SOS de España, Pedro Puig.
La ONG distribuye diariamente comida caliente a 18.000 personas desplazadas en los alrededores de Alepo y 15.000 paquetes de fruta son repartidos cada mes. Asimismo, dos médicos facilitan atención sanitaria y se están proporcionando clases temporales a 610 niños de edades comprendidas entre 5 y 12 años.
"Miles de niños y sus familias nos necesitan", ha subrayado, asegurando que la organización seguirá "trabajando para permitir que los niños sigan siendo niños".