Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cooperante británico Alan Henning, "un gran hombre con un gran corazón"

Alan Henning, decapitado, cooperante británicocuatro.com

El ISIS tras decapitar al cooperante británico David Haines y ha amenazado con hacer lo mismo a Alan Henning, un conductor de taxis de 47 años, que se encontraba en Siria ayudando a los refugiados cuando fue secuestrado por miembros del ISIS. El último rehén occidental que podría morir a manos de militantes islámicos fue descrito por sus amigos como "un gran hombre con un gran corazón".

Alan Henning aparece en la parte final del vídeo de los militantes del Estado Islámico mientras el enmascarado lo muestras y asegura que "este hombre británico tiene que pagar el precio de su promesa, Cameron, de armar a los peshmerga (combatientes kurdos) en contra del Estado islámico."
Alan Henning se unió a un grupo de voluntarios que realizaban labores humanitarias en Siria la pasada navidad, según ha publicado The Guardian.
El grupo de cooperantes había reunido fondos para comprar equipos médicos que trasladaban en un convoy desde Turquía a Siria cuando fue secuestrado.
El convoy estaba formado por siete ambulancias, leche infantil y otros suministros cuando fueron interceptados por hombres armados y enmascarados.
Desapareció con ellos cuando, al parecer se separó del grupo. Sus compañeros de expedición cuentan cómo es y cómo son los valores que lo impulsaron a ayudar en Siria.
"Él estaba motivado para ayudar a los demás, no sólo ayudando al convoy, sino para hacer muchas otras cosas. "Es un hombre estupendo, bueno, que ha hecho tanto para ayudar a otras personas."
Sus amigos y conocidos lo definen como "un tipo normal, un conductor de taxi que quería hacer el bien todo los días. Pensamos en él todo el tiempo y rezamos  para que pueda regresar a su hogar con su familia ".