Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Assad insta a EEUU y Francia a presentar pruebas del ataque químico

Al Assad dice que las acusaciones sobre armas químicas son de "carácter político"Efe

El presidente sirio, Bashar al Assad, ha instado a Estados Unidos y Francia a presentar pruebas de que el ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto en Damasco es responsabilidad de las fuerzas leales a su régimen.

"Quien acusa debe presentar pruebas. Desafiamos a Estados Unidos y a Francia a presentar una sola prueba", ha afirmado Al Assad en una entrevista en exclusiva concedida al diario francés 'Le Figaro'.
El mandatario sirio se ha referido expresamente al presidente estadounidense, Barack Obama, y a su homólogo francés, François Hollande, y a la ausencia de pruebas concluyentes sobre la autoría del ataque. "Obama y Hollande son incapaces (de presentar pruebas) ni siquiera ante sus propios pueblos", ha asegurado.
"No digo en modo alguno que el Ejército sirio posea o no estas armas. Supongamos que nuestro Ejército quiere utilizar armas de destrucción masiva: ¿es posible que lo haga en una zona donde está presente y donde resultaron heridos soldados, como han podido constatar los inspectores de Naciones Unidas, que los visitaron en los hospitales donde fueron tratados? ¿Dónde está la lógica?", ha argumentado.
Al ser interrogado sobre la respuesta a una posible acción militar extranjera contra el país, Al Assad ha advertido de que "Oriente Próximo es un barril de pólvora, y el fuego hoy se acerca". "No se debe hablar sólo de la respuesta siria, sino de lo que puede ocurrir después del primer ataque. Nadie puede saber qué sucederá. Cuando el barril de pólvora explote se perderá el control de la situación", ha señalado.
"El caos y el extremismo se extenderán. Existe el riesgo de una guerra regional", ha advertido el mandatario sirio.