Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El capitán del AirAsia abandonó su puesto antes de que el copiloto perdiese el control

Restos llevados a tierra del avión de Air AsiaREUTERS

El capitán del avión de AirAsia que se estrelló en el mar de Java el pasado mes de diciembre había abandonado su puesto antes de que el copiloto aparentemente perdiese el control de la aeronave, y cuando regresó ya era demasiado tarde para superar la situación.

Los detalles sobre los últimos momentos del vuelo QZ8501, que se estrelló con 162 personas a bordo cuando viajaba de Indonesia a Singapur, se centrarán probablemente en el mantenimiento, procedimiento y entrenamiento de los pilotos.
Por el momento AirAsia ha anunciado que no hará ningún comentario sobre los rumores del estado de mantenimiento de la aeronave mientras continúe la investigación dirigida por el Comité Nacional de Seguridad del Transporte (NTSC).
Los últimos datos, a los que ha tenido acceso Reuters, sostienen que el avión ascendió "tan rápido" como un cazabombardero hasta que se le paró el motor y cayó al agua.
La investigación se estaría centrando en el estado de los dispositivos y cómo los pilotos se enfrentaron a la situación. al parecer, las decisiones no las habría adoptado el capitán Iriyanto, sino el copiloto francés Remy Plesel, con menos horas de vuelo.
La decisión más polémica fue la de cortar la energía del FAC, una operación inusual, que impide al piloto llevar al avión más allá de los límites seguros, por lo que la aeronave habría sido pilotada por Plesel a una gran altura y en condiciones complejas.
Esta situación ha sorprendido a los encargados de la investigación. "Puedes resetear el FAC, pero cortar toda la energía es muy inusual", ha explicado un piloto de Airbus A320 en condición de anonimato.
Otra de las cuestiones es que para realizar esta acción, el capitán tiene que levantarse de su asiento, ya que es imposible de alcanzar si éste está en su puesto. Los interruptores se encuentran en el panel situado detrás del copiloto y no se pueden alcanzar desde el lado izquierdo, donde se sienta el capitán.