Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Afganistán anuncia la muerte de al menos 37 presuntos miembros de Estado Islámico en Nangarhar

Las autoridades de Afganistán han anunciado este lunes la muerte de al menos 37 presuntos miembros del grupo yihadista Estado Islámico en operaciones aéreas y terrestres en la provincia de Nangarhar (este).
Fuentes de seguridad locales citadas por la agencia afgana de noticias Jaama Press han detallado que las operaciones han sido llevadas a cabo en los alrededores de la localidad de Achin, donde los yihadistas cuentan con una importante presencia.
Las operaciones han tenido lugar cerca de dos semanas después de que Estados Unidos lanzara en la provincia la bomba GBU-43/B, la bomba no nuclear más potente usada jamás en combate, matando a cerca de un centenar de miembros del grupo yihadista.
La bomba fue lanzada el 13 de abril contra "túneles y personal" de Estado Islámico en la localidad de Achin desde un avión MC-130 comandado por un cuerpo de operaciones especiales de la Fuerza Aérea estadounidense.
Estado Islámico ha negado que el ataque haya causado baja alguna entre sus filas, según un comunicado recogido este sábado por su habitual portal de propaganda, Amaq.
La bomba es la GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast Bomb (MOAB) --siglas también de Mother of All Bombs (La madre de todas las bombas)--, con once toneladas de explosivo TNT de alta potencia.
Las Fuerzas Armadas Afganas, junto a las fuerzas de Estados Unidos, han puesto en marcha varias operaciones militares contra Estado Islámico en Nangarhar, en un intento de frenar la actividad de los milicianos.
El aumento de las ofensivas contra los yihadistas busca frustrar la intención de Estado Islámico, que trata de coordinar sus operaciones en Afganistán con las de sus bases en Irak y Siria, de extender su influencia en el país.