Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una cantante ofrece su virginidad a Boko Haram si libera a las jóvenes secuestradas

Adokiye Kyrian, cantante nigerianaTwitter

Las redes sociales se han llenado de duras críticas contra la cantante nigeriana, Adokiye Kyrian de 23 años de edad que ha ofrecido su presunta virginidad al grupo terrorista islamista Boko Haram a cambio de que libere a las adolescentes que mantiene secuestradas desde el pasado mes de mayo. Si esta oferta no cuaja, Kyrian tiene otra, si cabe mejor, ser desflorada por quién compre a su madre un 'jet' privado.

Según cuenta New York Daily News, con tanto mercadeo de su virgo no es de extrañar el revuelo que se ha montado entorno a esta popular cantante africana que en una entrevista en Vanguard calificó de "injusto" el secuestro de las más de 200 adolescentes nigerianas por parte del grupo terrorista yihadista de Boko Haram a lo que añadió que "son demasiado jóvenes, me gustaría poder ofrecerme a cambio".

Cuando a Adokiye le recordaron que las niñas podrían haber sido convertidas en esclavas sexuales de los terroristas, la cantante respondió convencida: "¿Por el amor de dios esas niñas solo tienen  entre 12 y 15 años? Yo soy mayor y tengo más experiencia. Incluso si 10 o 12 hombres quieren poseerme cada noche, no me importa. Pero que liberen a esas niñas y que que las dejen regresar con sus padres".

La respuesta en las redes sociales no se hizo esperar y muchos han puesto en duda la sinceridad de la oferta de Adokiye Kyrian a la que acusan de querer ganar fama y popularidad gracias a la tragedia de este grupo de chicas.

También surgen voces críticas que no se creen que a sus 23 años esta Embajadora de Paz del Estado nigeriano de Imo siga conservando intacta su virginidad y que pretenda comerciar con ella, no solo para una causa noble como salvar a la niñas secuestradas por Boko Haram sino para otra más mundana como conseguirle a su madre que alguien le compre un jet privado.