Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Abadi recalca que Turquía "no debería violar la soberanía iraquí", tras los bombardeos en Sinyar

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, ha recalcado este martes que "Turquía no debería violar la soberanía iraquí", después de los bombardeos de Ankara contra posiciones del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en Sinyar.
Por su parte, el portavoz del Gobierno iraquí, Saad Adisi, ha condenado los ataques, advirtiendo de que "afectarán a las relaciones entre Irak y Turquía", según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw.
"Irak insiste en que se debe respetar la soberanía de otros países. Pedimos a Turquía y el resto de países vecinos que respeten la soberanía del territorio iraquí. Este tipo de actividades no solucionarán los problemas", ha remachado.
Las autoridades turcas han asegurado haber matado a 70 milicianos del PKK en ataques aéreos en el norte de Irak y el noreste de Siria, si bien las autoridades de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí han afirmado que entre los muertos hay cinco peshmerga.
El resto de muertos en los ataques son miembros del PKK y algunos grupos afiliados al partido-milicia, así como de las Unidades de Protección Popular (YPG), brazo armado del principal partido kurdo en Siria.
Durante la jornada, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha afirmado que los ataques fueron comunicados con anterioridad a Estados Unidos, Rusia e Irak. Por contra, Washington ha acusado a Ankara de actuar de forma unilateral en los ataques.
"Estamos obligados a tomar medidas", ha dicho para justificar estos bombardeos, al tiempo que ha reiterado que no permitirá que ni Sinyar ni el norte de Siria se conviertan en un refugio del PKK, por lo que las operaciones militares seguirán "hasta que los terroristas sean eliminados".
Erdogan ha lamentado que entre los fallecidos haya también miembros de los peshmerga, las fuerzas del Kurdistán iraquí, con quien Turquía mantiene buenas relaciones. "No era una operación contra los peshmerga", ha querido aclarar.
Estados Unidos se ha mostrado crítico con los bombardeos, resaltando que "no fueron aprobados por la coalición" y lamentando que "han provocado una desafortunada pérdida de vidas entre los aliados en la lucha contra Estado Islámico", en referencia a las YPG.
Estados Unidos y Turquía han protagonizado momentos de tensión diplomática debido a las operaciones del Ejército turco contra las YPG, que cuentan con el respaldo militar y diplomático de Washington en su lucha contra el grupo yihadista.
TENSIONES EN SINYAR
Sinyar ha sido escenario en los últimos meses de tensiones entre el PKK y las autoridades del Kurdistán iraquí y el Gobierno central, que han reclamado al grupo y a su brazo armado --las Fuerzas de Defensa Popular (HPG)-- que se retiren de la zona.
La presencia de las HPG en Sinyar ha sido foco de tensión especialmente desde que el primer ministro del Kurdistán iraquí, Nechirvan Barzani, reclamara en diciembre su retirada de la ciudad, amenazando con hacer uso de la fuerza.
En respuesta, el brazo armado del PKK rechazó las amenazas, reiterando que permanecería en la ciudad para proteger a la minoría yazidí de posibles ataques del grupo yihadista Estado Islámico.
El grupo yihadista se hizo con el control de la ciudad, en la que residía una importante comunidad yazidí, en agosto de 2014, siendo liberada en noviembre de 2015 por una coalición de fuerzas kurdas, entre ellas los peshmerga y el PKK.
Por su parte, el Gobierno de Irak ha expresado su rechazo a la presencia del PKK en la ciudad, recalcando que "no permitirá que ninguna parte interfiera en los asuntos internos de Irak".
Las tensiones llegaron a su punto culminante a principios de marzo, con la muerte de cinco combatientes en enfrentamientos entre los Peshmerga de Rojava y las Unidades de Resistencia de Sinyar (YBS) --vinculadas al PKK--.