Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AI critica la orden del Gobierno de RDC para bloquear las redes sociales desde el domingo

La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) ha criticado este jueves la orden del Gobierno de República Democrática del Congo (RDC) de bloquear las redes sociales a partir del domingo.
"El bloqueo de redes sociales en la víspera del fin del mandato del presidente (Joseph) Kabila es un intento flagrante de mantener en la oscuridad al pueblo congoleño en un momento clave, y debe ser retirado inmediatamente", ha dicho el subdirector de la ONG para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos, Sarah Jackson.
"En lugar de emular las tácticas represivas de otros gobiernos de la región que han bloqueado las redes sociales en momentos importantes durante crisis políticas, el Gobierno de RDC debe respetar el derecho del pueblo congoleño a compartir información", ha remachado.
La solicitud para bloquear las redes sociales la ha realizado la Autoridad Reguladora de Correos y Telecomunicaciones del Congo (ARPTC) a través de una carta en la que pide que Facebook, Twitter, Skype, YouTube, y LinkedIn sean temporalmente bloqueados.
Algunos proveedores como Vodafone, Orange y Airtel aún no han hecho declaraciones sobre si cumplirían el bloqueo, aunque un directivo de la industria ha señalado que todas las empresas habían firmado un acuerdo para respetar los mandatos de seguridad nacional.
El Gobierno bloqueó las redes sociales e Internet durante las protestas producidas en enero de 2015, justificando que era una medida necesaria para evitar que la violencia aumentara. Varios grupos de Derechos Humanos criticaron esta decisión.
CAMPAÑA DE PROTESTAS CONTRA KABILA
Activistas del país africano lanzaron el 23 de noviembre una nueva campaña, llamada 'Bye Bye Kabila' (Adiós, Kabila) para reclamar al presidente que presente su dimisión en diciembre.
El segundo y último mandato de Kabila llega a su fin el 19 de diciembre, si bien las elecciones previstas fueron aplazadas en octubre tras un acuerdo entre el Gobierno y parte de la oposición.
De esta forma, los comicios fueron fijados para abril de 2018, lo que implica que Kabila continuará en funciones más allá de su mandato, lo que ha sido criticado por la mayoría de la oposición.
En septiembre, al menos 50 personas murieron a causa de la represión de las fuerzas de seguridad de las protestas contra el mandatario en la capital, Kinshasa.
Los críticos acusan a Kabila, que llegó al poder en 2001 tras el asesinato de su padre, de intentar mantenerse en el poder más allá del segundo mandato, violando así la Constitución del país africano.
Sin embargo, y en el marco del citado acuerdo, el mandatario nombró recientemente al opositor Samy Badibanga al frente del gobierno de unidad nacional en RDC.
Precisamente, Badibanga es uno de los opositores que participaron en el diálogo con el Gobierno. Fue elegido diputado en 2011 por el partido Unión para la Democracia y el Progreso Social (UDPS), que lidera Etienne Tshisekedi.