Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan ADN de los dos presos fugados de una cárcel de Nueva York

Hallan ADN de los dos presos fugados de una cárcel de Nueva Yorkcuatro.com

La Policía ha hallado ADN de los dos presos fugados hace más de dos semanas de una cárcel de Nueva York en una cabaña cercana a la prisión, en el condado rural de Franklin. Centenares de agentes continúan buscando a los dos asesinos, que estarían desplazándose a pie.

Richard Matt, de 48 años, y David Sweat, de 34, ambos condenados a cadena perpetua por homicidio, lograron escapar de la Instalación Correccional Clinton de Dannemora, situada a unos 30 kilómetros de la frontera canadiense, cavando un túnel. Ha sido la primera fuga en esta prisión en sus 150 años de historia.
La última área de búsqueda es Owls Head, en el condado de Franklin, a unos 40 kilómetros al oeste de la prisión de máxima seguridad de la que escaparon el 6 de junio, según ha informado la cadena estadounidense CNN.
Previamente, las autoridades estadounidenses desplegaron un fuerte operativo policial con perros y helicópteros en el pequeño pueblo de Friendship, en el estado de Nueva York, donde supuestamente se avistó a los dos presos fugados.
Un testigo les vio en una vía de tren
Un testigo aseguró ver a los dos hombres caminando por una vía de tren en el pueblo de Friendship, con unos 2.000 habitantes, según ha informado la Policía del estado de Nueva York a través de un comunicado. Sin embargo, estas informaciones no pudieron ser confirmadas.
El descubrimiento de la cabaña sugiere que los hombres "necesitan provisiones y están desesperados", según detalla al citado medio de comunicación una fuente policial, que añade que ahora los investigadores están trabajando para "contener" a los dos hombres en esa zona, sabiendo que se están moviendo a pie.