Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR expresa su "conmoción" por el naufragio de Lampedusa

Mueren decenas de inmigrantes frente a Lampedusacuatro.com

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), António Guterres, ha expresado su "conmoción" por el naufragio de un barco cargado con cientos de inmigrantes frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa.

"También estoy consternado por el creciente fenómeno global de gente que muere en el mar huyendo de los conflictos armados o de persecuciones de todo tipo", ha dicho, en un comunicado publicado por la organización internacional.
El barco se ha hundido el jueves por la mañana, cuando se encontraba muy cerca de las costas de Lampedusa, por el incendio que se ha declarado a causa de un pequeño fuego iniciado por los inmigrantes para llamar la atención de las autoridades italianas y ser remolcados a tierra.
"Pero el puente estaba sucio de gasolina: en pocos segundos el barco ha quedado envuelto por las llamas, muchos de nosotros nos hemos lanzado al agua gritando mientras el barco volcaba", ha relatado uno de los supervivientes, según 'Il Corriere della Sera'.
La alcaldesa de Lampedusa, Giusi Nicolini, ha confirmado esta versión y ha denunciado que, de acuerdo con el relato de los inmigrantes, se han cruzado con hasta tres pesqueros que "han seguido su camino sin ayudarles" "Si esto es cierto, habrá que aclararlo", ha dicho.
Se calcula que en el barco viajaban unas 500 personas, de las cuales 110 han muerto --entre ellas 47 mujeres, dos embarazadas, y cuatro niños-- y 155 han sido rescatadas con vida. Los más de 200 restantes aún siguen desaparecidos.
Esta tragedia se ha producido pocas horas después de que otra embarcación, con 463 inmigrantes a bordo, haya sido llevada a puerto en Lampedusa. "Ya no sabemos dónde meter a muertos y vivos", ha reconocido Nicolini.
Según las autoridades italianas, el centro de acogida de inmigrantes de Lampedusa alberga actualmente a unas 1.350 personas, ya que a las 770 que había ayer se han sumado los del último desembarco y los supervivientes de este naufragio.
"DRAMA EUROPEO"
El Gobierno italiano ha advertido este jueves de que la tragedia ocurrida frente a las costas de Lampedusa no es solo un problema del país transalpino sino un "drama europeo" y ha pedido la solidaridad de sus socios de la Unión Europea (UE).
"Llamaré por teléfono al presidente de la Comisión Europea, (José Manuel Durao) Barroso y haré escuchar la voz fuerte de Italia", ha dicho el viceprimer ministro y ministro de Interior, Angelino Alfano.
En la misma línea, la ministra para la Integración, Cecile Kyenge, de origen africano, ha adelantado que, aunque "no es el momento de echar las culpas a nadie", "Italia pedirá a los países de la UE que cada uno asuma su parte".
Kyenge ha indicado que Italia hará entender a sus vecinos regionales que "sus costas son la puerta de Europa". "Es una enorme tragedia que nos pone delante la necesidad de afrontar de forma radical el dramático problema de los inmigrantes de los países en guerra", ha zanjado.