Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR advierte a Trump de que 20.000 refugiados se verán afectados por su veto y le insta a reconsiderarlo

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, ha advertido de que unos 20.000 refugiados en "circunstancias precarias" habrían sido reubicados en Estados Unidos durante el periodo de moratoria impuesto por decreto por el presidente norteamericano, Donald Trump.
La orden ejecutiva firmada el 27 de enero por Trump suspende durante cuatro meses las concesiones del estatus de refugiado y paraliza el Programa de Admisión de Refugiados. Además, fija en 50.000 el máximo de refugiados que acogerá el país en 2017, menos de la mitad de los 117.000 acogidos el año anterior.
Grandi ha lamentado en un comunicado la "incertidumbre" generada por el decreto, toda vez que sólo esta semana "más de 800 refugiados iban a hacer de Estados Unidos su nueva casa". ACNUR calcula que unas 20.000 personas se verán afectadas durante el periodo de 120 días fijado por Trump, según las estadísticas de los últimos 15 años.
"Los refugiados comparten las mismas preocupaciones sobre seguridad que los estadounidenses. Huyen de la guerra, la persecución, la represión y el terrorismo", ha subrayado Grandi, quien ha insistido en que los programas de acogida habilitados por los países son vitales "para las personas que no tienen otras opciones".
El máximo responsable de ACNUR ha recordado que "la inmensa mayoría" de los refugiados viven en países en desarrollo y que sólo el 1 por ciento se beneficia de los programas internacionales de acogida. En el caso de Estados Unidos, llegan "tras un proceso estricto de revisión de seguridad".
Grandi ha apuntado, además, que los refugiados deben recibir un "trato equitativo" independientemente de su religión, nacionalidad o raza, en aparente alusión a las reticencias de Trump hacia las personas procedentes de países musulmanes.
"Durante décadas, Estados Unidos ha sido un líder global en la protección de los refugiados, una tradición asada en la tolerancia y la generosidad del pueblo norteamericano. ACNUR espera que Estados Unidos siga con este liderazgo y con su largo historial de proteger a quienes huyen del conflicto y la persecución", ha añadido la agencia en su nota.