Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se disfraza de 'drag queen' para aleccionar a sus empleados

No es un cabaret, es la cena anual de ABN Amro, el banco más importante de Holanda. Y la drag queen que habla es su director, Gerrit Zalm. Una persona seria, que  este año ha amenizado la velada disfrazándose de "Madame" y comparando el banco con un burdel: "Siempre tratando de agradar al cliente. Con una buena directiva -decía señalándose la delantera-  y un mejor "backoffice"... Gracioso pero no inédito. Bill Gates y Steve Balmer han animado las reuniones de Microsoft al estilo Matrix o Austin Powers. Warren Buffet  emuló al vocalista de Guns and roses, en el anuncio de una de sus empresas. Y Richard Branson se disfrazó de azafata porque -dijo- perdió una apuesta. El  excéntrico multimillonario se pintó los labios, se depiló las piernas y se metió en una ceñida falda roja para hacer de auxiliar de un vuelo benéfico y muy, muy mediático.