Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 'indignados' se dirigen a los Juzgados de Plaza de Castilla

El grupo de integrantes del Movimiento 15M ha abandonado en torno a las 10.30 horas las inmediaciones del Congreso de los Diputados donde la mañana de este miércoles han dado los "buenos días" a los parlamentarios y se dirigen a los Juzgados de Instrucción de la Plaza de Castilla de Madrid para protestar.
Esta nueva manifestación tiene como objeto mostrar su apoyo a los trece jóvenes que el pasado 8 de abril resultaron detenidos durante los disturbios que tuvieron lugar al término de la manifestación convocada por la plataforma 'Juventud sin futuro, según ha informado en su cuenta de la red social twitter la 'Acampada Sol'.
Las decenas de indignados han pernoctado a escasos metros del Parlamento, concretamente en la Plaza de Cánovas del Castillo donde se encuentra la fuente de Neptuno, que presentaba un fuerte dispositivo policial. Los manifestantes han asegurado que regresarán a este mismo lugar en torno a las 12.00 horas para continuar con los talleres previstos.
Los 'indignados' han pasado la noche en Neptuno para recibir a los diputados y protestar por el debate de la reforma de la negociación colectiva. Tras dormir en Neptuno y recibir a los diputados, han iniciado una marcha hacia Plaza Castilla para continuar con la protesta.
La intención de los congregados era recibir a los diputados antes de que entren en el Congreso. "Demos los buenos días a diputados e imputados, recordémosles que no nos representan, que aprobar por urgencia medidas contra los derechos laborales no les será tan fácil", señalaban en la convocatoria.
Los 'indignados' han hecho coincidir esta protesta con el debate de convalidación de las medidas del Gobierno a la negociación colectiva que tendrá lugar en el Pleno del Congreso este miércoles. A su juicio, esta reforma "favorecerá la flexibilidad interna con la que las empresas podrán modificar más fácilmente las ya penosas condiciones laborales, impondrá los convenios empresariales sobre los sectoriales, y en general, dará un paso atrás en los derechos laborales".
Esta acampada en las proximidades del Congreso fue aprobada la semana pasada en una asamblea general celebrada en la Puerta del Sol de Madrid y a la que asistieron cerca de un millar de personas.