Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"La independencia es para ellos, más allá de un sueño, una manera de pensar y actuar"

Miles de personas han secundado, en la tarde del sábado, en Bilbao una manifestación de rechazo a las detenciones de 35 presuntos miembros de la organización juvenil ilegalizada Segi, que se ha desarrollado sin incidentes.
La marcha ha partido a las 17:15 horas de la plaza Aita Domostia de la capital vizcaína bajo el lema "Proiektu eskubide guztiok" (Todos los proyectos, todos los derechos) y ha recorrido el centro de la ciudad para terminar una hora después con un acto en la plaza del Ayuntamiento.
Los manifestantes han caminado tras la figura del Bobo, un personaje de la cultura vasca que participa en las fiestas patronales de localidad navarra de Otxagabia y que, ataviado de con un traje negro y naranja, una careta que le cubre el rostro, un bastón y una vara, ha animado a los asistentes a avanzar.
Durante el recorrido se han escuchado lemas como "Jarrai, Haika, Segi aurrera" (adelante), han reclamado la puesta en libertad de los jóvenes arrestados y han reivindicado independencia para el pueblo vasco.
La convocatoria inicial de la marcha la hizo una persona a título individual, si bien luego la izquierda abertzale ha animado a los vascos a secundar la protesta a la que se ha sumado el sindicato LAB y las formaciones Aralar y Gazte Abertzaleak (juventudes de EA).
La Audiencia Nacional ha enviado un oficio al Departamento de Interior del Gobierno Vasco en el que ha ordenado a la Ertzaintza que realice un "seguimiento puntual" de la manifestación y disolverla si se produce algún tipo de apoyo a organizaciones ilegalizadas.
Además, ha emplazado a la policía vasca "a adoptar las medidas precisas tendentes a comprobar si en su desarrollo se exhiben pancartas con el logotipo de la organización terrorista ETA" o alguna de las siglas declaradas ilegales y se ha pedido que se controle la exhibición de "fotografías de personas condenadas por su integración en las citadas organizaciones".
Furgonetas de la Ertzaina han acompañado a los manifestantes en todo el recorrido, si bien no se han registrado incidentes, según ha confirmado el departamento vasco de Interior.
Al término de la marcha, dos mujeres han leído un documento en euskera y castellano para agradecer "la solidaridad y el cariño recibidos" por las familias de los últimos arrestados e instar a "todos los agentes sociales y políticos" a reflexionar sobre cuál será el futuro que del pueblo vasco "a cuya una juventud se le niegan los derechos más básicos".
Según han explicado, los detenidos por orden de la Audiencia Nacional "no son ladrones ni delincuentes" sino "estudiantes, trabajadores, soñadores, generosos y luchadores" y, según han dicho "les queremos y nos llenan de orgullo" porque "trabajan por lo que quieren y expresan sus pensamientos".
"La independencia es para ellos, más allá de un sueño, una manera de pensar y actuar", y esa es "la razón por la que les han llevado detenidos", han concluido.
Entre los asistentes se encontraban históricos representantes de la izquierda abertzale como Tasio Erkizia, junto a Rufi Etxebarria y los abogados Jone Goirizelaia y Kepa Landa, además del parlamentario de EA, Jesús Mari Larrazabal y el de Aralar Oxel Erostarbe.