Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La juez sopesa imputar al Ayuntamiento de Barcelona por el caso del Hotel Palau

La juez sopesa imputar al gerente de Urbanismo de Barcelona por el caso del Hotel PalauCNN+/Cuatro
La juez que investiga las supuestas irregularidades en la tramitación urbanística del proyecto del Palau de la Músicasopesa imputar al gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, Ramon Massaguer, según han informado fuentes judiciales.
Massaguer ha declarado esta mañana como testigo durante apenas veinte minutos ante la titular del juzgado de instrucción número 10 de Barcelona, que investiga la querella por tráfico de influencias y apropiación indebida contra Fèlix Millet y Jordi Montull por el proyecto del Hotelese a que sabía que el Palau de la Música había cedido el proyecto a un promotor privado y que la operación afectaba a tres fincas catalogadas.
En el caso de que el ayuntamiento hubiera sacado adelante las modificaciones urbanísticas del proyecto -al que se oponían los vecinos-, sabiendo que el promotor era privado y no el Palau y, que por lo tanto, no era una operación de interés público, se podría haber incurrido en un delito de prevaricación.
Massaguer, no obstante, ha insistido ante la juez que supo en 2009 de la cesiónde los solares y que ya se puso en contacto con el Palau de la Música para que informaran al consistorio del traspaso.
Además, ha negado que el 17 julio de 2007 recibiera una carta de Jordi Montull en la que el ex directivo del Palau de la Música le comunicaba que esa misma semana se había firmado con la empresa Olivia Hotels S.A. el convenio para la cesión de derechos del proyecto de construcción del hotel de lujo.
Respecto al hecho de que en abril de 2008 la Comisión de Urbanismo del ayuntamiento acordara la aprobación inicial de las modificaciones urbanísticas necesarias, sin contar con los informes preceptivos del Departamento de Cultura sobre los edificios catalogados, Massaguer ha afirmado que esos estudios pueden ser posteriores, en una declaración que no ha convencido a la Fiscalía.

"Si volviera atrás en el tiempo, sería más cauto"
Tras su breve declaración ante la juez, Massaguer ha comparecido, en apariencia tranquilo, ante los medios de comunicación y ha asegurado que está dispuesto a regresar de nuevo al juzgado tantas veces como sea necesario para dar cuentas de su intervención en la operación.
Ante los periodistas, Ramon Massaguer ha defendido que la actuaciónmunicipal en el proceso del Hotel del Palau fue "absolutamente irreprochable" desde el punto de vista penal, aunque ha admitido un "exceso de confianza" al acreditar la propiedad de los solares.
Massaguer ha admitido que si ahora pudiera volver atrás en el tiempo serían más cautos a la hora de acreditar la estructura de la propiedad, ya que el consistorio siempre dio por hecho que las fincas donde se tenía que construir el hotel pertenecían al Palau, cuando esta institución ya las había traspasado al promotor hotelero Manuel Valderrama.
Mañana declarará como testigo ante la juez al teniente de alcalde Ramon García-Bragado que, según la querella de la Fiscalía, dio luz verde en julio de 2009 a la propuesta de Ramon Massaguer de iniciar la modificación del Plan de Mejora Urbana (PMU) necesaria para construir el hotel.
Bragado fue, precisamente, quien presentó al Departamento de Economía el proyecto cuando ejercía de secretario general de Presidencia de la Generalitat y lo acabó validando al regresar a la tenencia de alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona.