Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hasta seis grados bajo cero en capitales de provincia del centro y norte

La entrada de una borrasca atlántica por Cataluña está provocando nevadas importantes en los Pirineos y en la zona cantábrica, y un descenso "muy fuerte" de las temperaturas, que pueden llegar hasta seis grados bajo cero en capitales de provincia del centro y norte peninsular.
Según ha explicado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ángel Rivera, el descenso térmico irá acompañado de viento, lo que hará que sea mayor la sensación de frío. Asimismo, la aparición de otra pequeña borrasca por el Golfo de Cádiz, que recorrerá los próximos días el tercio sur de la península y, posteriormente, el cuadrante sureste, propiciará nevadas por encima de los 500 metros en esas zonas.
Continúa el frío
Mientras, continuará el ambiente frío, aunque los cielos estarán despejados en la mayor parte de España. La tarde del sábado será un periodo de transición a la espera de una la entrada de otra borrasca atlántica, "más potente", que, entre el martes y el miércoles, recorrerá prácticamente toda la península, y producirá precipitaciones abundantes, que pueden ser en forma de nieve en el interior peninsular en cotas relativamente bajas.
Esta borrasca probablemente abrirá la puerta a un nuevo temporal atlántico, similar al de la semana pasada, que puede dejar precipitaciones muy abundantes en la vertiente atlántica (Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid) la próxima semana y una suavización de las temperaturas, especialmente las mínimas.
Cinco puertos cerrados
A lo largo del jueves, la nieve caída ha cerrado el tráfico en cinco puertos de montaña de la red secundaria y hace necesario el uso de cadenas en otros 13, aunque sólo uno de ellos (el de Somport, en Huesca) pertenece a la red principal.
Los otros cuatro son Lunada, tanto por su vertiente burgalesa como cántabra; el navarro de Belagua y Fuente del Chivo, Estaca de Truebas y La Matanela (Cantabria). Además, la cadenas son necesarias en los puertos de Portalet y de Somport (Huesca), este último situado en la N- 330; en los riojanos de Sancho Leza, Rasa, Peña Hincada y la Pradilla; en El Cabrío y la Mazorra, en Burgos; y en los asturianos de San Isidro y Somiedo.
Además, las nevadas hacen imposible circular por tramos de vías secundarias de Covadonga (Asturias), Baga (Barcelona), Monachil (Granada) y Naut Arán (Lérida). La lluvia también impide la circulación entre los kilómetros tres y seis de la GC-60, a la altura de la localidad grancanaria de Ayagaures.
Sin clase por la nieve
Un total de 410 niños no ha acudido a clase en Castilla y León por el temporal de nieve y hielo, que ha afectado sobre todo a la provincia de Palencia, donde ha habido 248 ausentes en cuatro colegios de Cervera de Pisuerga, Aguilar de Campoo y Herrera de Pisuerga.
Después de Palencia, la provincia donde más alumnos han faltado a clase ha sido Burgos, con 105 ausentes de siete centros escolares. Asimismo, la nieve ha impedido también la asistencia a clase de 700 alumnos en Cantabria y ha obligado a cerrar seis centros educativos.