Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'2666' gana la Manzana a la mejor obra teatral

La obra basada en la novela de Roberto Bolaño '2666' se ha llevado el galardón al mejor trabajo teatral en la duodécima entrega de los Premios Max celebrada anoche en Las Palmas de Gran Canaria. La Manzana la recogió su director Lex Rigola.
Por su parte, 'Argelino, servidor de dos amos' se alzó como el gran triunfador de la noche. La obra del actor y director Alberto San Juan, nominada en cinco categorías, obtuvo cuatro Manzanas, entre ellos el de mejor adaptación de obra teatral. La obra de San Juan consiguió además, el premio al mejor director de escena para Andrés Lima y el de mejor empresario o productor privado de artes escénicas para Animalario.
La Manzana a la mejor interpretación femenina fue para Carmen Machi por 'La tortuga de Darwin' que también estaba nominada como mejor autor teatral en castellano que se lo llevó y recogió Juan Mayorga. El Max al mejor espectáculo de teatro musical fue para el representante de 'Cabaret Líquido' que ironizó acerca de los recortes presupuestarios de Cultura para este año. En la categoría de mejor espectáculo de danza la ganadora fue 'Sirena a la plancha'.
Una gala polémica
La gala estuvo marcada por la crítica a la política en materia de inmigración. El director de la obra triunfante aprovechó su intervención en el Teatro Cuyás para censurar la normativa que el Gobierno prevé sacar adelante en materia de inmigración. San Juan aseguró que 'está en sintonía' con la política de José María Aznar. El director de 'Argelino' también opinó sobre la piratería y expresó su desacuerdo con las medidas para frenarla ya que aseguró que aplicar el castigo de la cárcel 'por vender para comer no favorece la lucha contra la piratería sino que la debilita'. Por su parte, Javier Gutiérrez que obtuvo el Max al mejor actor protagonista por 'Argelino', dedicó su premio 'a todos los seres humanos' que mueren en las costas 'ante la indiferencia del Gobierno y la sociedad'.
La duodécima entrega de los Premios Max celebrado en el Teatro Cuyás con motivo de su décimo aniversario, homenajeó al actor Paco Rabal, quien además inauguró el recinto canario. Su viuda, Asunción Balanguer, recogió el premio. Entre los asistentes también se encontraban el ministro de Cultura, César Antonio Molina, y el presidente de la SGAE, José Luís Borau, que entregaron el Premio de Honor de los Max a Miguel Narros, el que fuese director del Teatro Español en dos ocasiones.