Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un fuerte terremoto arrasa Haití

El primer ministro de Haití, Jean-Max Bellerive, ha asegurado que teme que el balance del terremoto de 7,3 grados que ha sacudido su país, el más pobre de América, pueda estar "muy por encima de los 100.000 muertos".
Por su parte, el presidente, René Preval, ha asegurado que podrían haber muerto entre 30.000 y 50.000 personas: "No lo sé. Hasta ahora he oído 50.000, 30.000". Aunque no ha concretado de dónde provenían esas cifras. Además, Preval ha confirmado que el jefe de la misión de la ONU en Haití, Hedi Annabi, ha muerto como consecuencia del seísmo. "El embajador Annabi murió. Enviamos nuestras condolencias a toda la comunidad internacional", ha dicho en declaraciones a la prensa desde Puerto Príncipe.
Según ha confirmado el jefe del Ejecutivo haitiano, "hay muchas escuelas que tienen a muchas personas muertas" y entre los atrapados bajo el Parlamento se encuentra, aunque con vida, el presidente del Senado, Kely Bastien.
Los edificios principales, dañados
El presidente, que no se encontraba en el momento del seísmo en el palacio presidencial, que también ha quedado destruido, ha explicado que ha recorrido varios barrios de Puerto Príncipe y ha podido ver el alcance de los daños. "Todos los hospitales están llenos de gente, es una catástrofe", ha lamentado.
Inicialmente el Centro de Alerta situó en 7,3 grados la magnitud del terremoto, cuyo epicentro se registró en el interior del país, a 16 kilómetros al oeste de Carrefour, cerca de la capital, Puerto Príncipe, y a sólo 10 kilómetros de profundidad. El primer temblor fue seguido en muy poco tiempo por dos fuertes réplicas de magnitudes iniciales de 5,9 y 5,5.
No hay cifra de muertos
Un fuerte terremoto, de 7,0 grados de magnitud o superior, es capaz de provocar daños graves y generalizados. Por el momento, varios testigos han informado que hay un número indeterminado de personas fallecidas y heridas, que se encuentran bajo los escombros de los edificios derrumbados.
El poderoso seísmo probablemente ha provocado la muerte de miles de personas en lo que empieza a ser ya la mayor catástrofe del país. El terremoto no sólo ha dejado centenares de cadáveres apilados en las calles sino que también ha derrumbado decenas de edificios, entre ellos el palacio presidencial y viviendas humildes.
El cooperante Rachmani Domersant, miembro de la ONG estadounidense 'Food to the Poor', relata que "toda la ciudad está a oscuras, hay miles de personas sentadas en las calles , sin ningún sitio donde ir". "He visto siete u ocho edificios destruidos, desde edificios de oficinas hasta hoteles o centros comerciales", añadió.
La sede de la ONU, dañada
La sede principal de la Misión de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) ha resultado gravemente dañada y varios de sus trabajadores permanecen desaparecidos.
"Naciones Unidas puede confirmar que la sede principal de la misión de la ONU en Puerto Príncipe ha resultado gravemente dañada, así como otras instalaciones de Naciones Unidas", indicó el jefe de MINUSTAH, Alain Le Roy.
"El Departamento de las Fuerzas de Paz sigue recopilando información sobre los daños y la situación en la que se encuentran los trabajadores de la ONU", indicó Le Roy. Cerca de 2.000 civiles trabajan también para MINUSTAH en el país caribeño. Efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional española forman parte del contingente internacional en Haití.
El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha anunciado su preocupación por la situación que están viviendo los ciudadanos de Haití y mostró sus condolencias por ellos.
Una española desaparecida
Una segoviana de 53 años se encuentra entre las personas desaparecidas en el terremoto en Haití , según fuentes del Ayuntamiento de La Granja (Segovia), de donde es natural.
El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha afirmado que aún no se disponen de datos "fiables" para descartar que hubiera víctimas españolas en el terremoto de 7 grados en la escala de Richter ocurrido en Haití.
"Ha habido muchos destrozos y hundimientos, por lo que no hay datos fiables para comunicarlos", ha dicho Moratinos en declaraciones a los periodistas en La Granja (Segovia), donde asiste a la primera reunión ministerial de la presidencia española de la UE.