Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un nuevo frente acompañado de nieve y frío entra en la Península

Un nuevo frente entra por el sur de la Península dejando a su paso heladas generalizadas en la mitad norte y centro peninsulares, así como nieves en cualquier cota del Cantábrico oriental y sureste de Castilla-La Mancha, y temperaturas que podrían alcanzar los 10 grados bajo cero.
Según ha indicado el jefe de Meteorología de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Angel Alcazar, las heladas continuarán durante todo el fin de semana, de forma más intensa en las zonas montañosas del Pirineo y el sistema central, después de que en la pasada madrugada los termómetros marcaran -12,4 grados centígrados en el puerto de Navacerrada (Madrid) o -10,2 grados Roncesvalles (Navarra).
Además, el viento soplará con rachas fuertes en zonas del nordeste y Baleares, con riesgo de nieve y aludes que podrían generar una situación "bastante" peligrosa. Por otro lado, las precipitaciones "no serán muy importantes", pero podrían ser de nieve al nivel del mar.
Asimismo, un total de 47 provincias españolas estarán en alerta, 10 de ellas en alerta naranja (riesgo importantes) por nieve y temperaturas mínimas. Para el domingo, la cifra se rebajará a 30 provincias en alerta, dos de ellas (Madrid y Huesca) en alerta naranja por temperaturas mínimas. Así, la AEMET contempla cielos nubosos con precipitaciones débiles en el Cantábrico, que podrían darse también en el norte de Lugo, extremo norte montañoso de Castilla y León y Alto Ebro.
Nieve, heladas y bajas temperaturas
La cota de nieve se situará en el extremo norte peninsular, entre el nivel del mar y 200 metros; en Madrid, entre los 500 y 600 metros; en Castilla-La Mancha, en cualquier cota; en Levante y Baleares, entre 200 y 600 metros; y en el extremo sur peninsular, entre los 600 y los 1.000 metros.
Las temperaturas máximas en la Península no sufrirán cambios o experimentarán un ligero descenso mientras que las mínimas, en la mitad sur tendrán un ascenso ligero a moderado; y en el resto, sin cambios o en ascenso ligero. En Baleares, las diurnas en ascenso ligero y las nocturnas sin cambios o en descenso ligero. En Canarias, temperaturas sin cambios y en ligero descenso en zonas altas.
Por su parte, la AEMET prevé además heladas generalizadas débiles o moderadas en el interior del norte y centro peninsular, puntualmente fuertes en Pirineos.