Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El eje franco-alemán se enfrenta a Obama por la incorporación de Turquía en la UE

Barak Obama ha respaldado la adhesión de Turquía en la Unión Europea, un apoyo con el que contaba desde el principio. Éste ha sido uno de los pocos puntos en los que no han estado de acuerdo durante la cumbre EEUU-UE.
Obama ha insistido en que "sería una manera de anclar a Turquía firmemente en Europa". Sin embargo hay varios países que se oponen a la incorporación entre ellos Francia y Alemania. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha dejado clara enseguida su postura ante esta posible incorporación. "Siempre me he opuesto a esta adhesión y lo mantengo", ha dicho el mandatario francés en declaraciones a la cadena francesa TF1.
Sarkozy ha señalado que su posición ante este tema coincide con el de la inmensa mayoría de los estados miembros. "Yo trabajo codo con codo con Barack Obama, pero tratándose de la UE, corresponde a los Estados miembros decidir".
Angela Merkel también ha hablado del tema. Ha asegurado que es interés común estrechar lazos con el mundo musulmán. Pero Merkel asegura que todavía no están claras las formas de conexión entre Bruselas y Ankara. Con esto, hace referencia a una forma de relación privilegiada, fórmula para resolver las relaciones de Turquía y la UE.