Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La filtración de un informe revela los graves fallos de seguridad en las plantas de BP

La petrolera británica BP ha estado cerca de sufrir al menos dos accidentes potencialmente letales por las deficiencias en la metodología para monitorear la seguridad de sus refinerías y plantas petroquímicas, según un informe obtenido por Greenpeace al que ha tenido acceso 'Financial Times'.
Una investigación interna realizada en 2015 demostró que el gigante petrolero británico necesita abordar de forma "urgente" sus problemas en la gestión de información de ingeniería en relación con sus operaciones de refino de crudo.
A raíz del desastre medioambiental causado por el accidente de la plataforma Deepwater Horizon en 2010, BP introdujo estrictos procedimientos de seguridad, pero el informe revela varios "conatos de accidente" en refinerías y plantas químicas, según asegura la cabecera británica.
El mayor problema detectado por el informe se produjo en 2014 en la localidad norteamericana de Whiting, próxima a Chicago y a la orilla del lago Michigan, en una instalación de la petrolera con capacidad para procesar 413.000 barriles de crudo al día.
La maquina que extrae azufre y otras impurezas de la gasolina en Whiting sufrió un incidente calificado como "HiPo" o potencialmente letal que provocó pérdidas por valor de 258 millones de dólares (242 millones de euros) en BP.
Asimismo, la investigación interna reveló otro fallo potencialmente letal en la planta de Hull, en el noreste de Inglaterra, como consecuencia de diseños y procedimientos imprecisos e incompletos.
El informe concluye que en BP "no existe un enfoque estándar y global en la gestión de datos e información de ingeniería durante la vida de los activos". "Esto conduce a una falta consistente de responsabilidad clara para manejar información crítica de la ingeniería", precisa el estudio.
Los autores de la investigación, gerentes de BP en conjunto a consultores de IBM y Worley Parsons, recalcaron la "necesidad urgente" de realizar mejoras con un coste aproximado de 170 millones de dólares (160 millones de euros) en cinco años.