Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez pide fianza de 3,6 millones de euros a Isabel Pantoja en el caso del blanqueo

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella (Málaga) ha ordenado la apertura de juicio oral contra la cantante Isabel Pantoja, su ex pareja y ex alcalde de Marbella, Julián Muñoz, y la ex esposa de éste, Mayte Zaldívar, y otras siete personas por la pieza separada del caso 'Malaya' en la que se investigan, entre otros, supuestos delitos de blanqueo de capitales y cohecho.
A través de un auto, se fija una fianza para Pantoja de 3,6 millones de euros como garantía para asegurar las responsabilidades pecuniarias que puedan imponerle. En el caso del ex alcalde, la cifra es de 7,4 millones, mientras que a Zaldívar se le pide 2,6 millones. Esta resolución será notificada personalmente a los acusados los días 13 y el 14 de octubre.
La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado tres años y medio de prisión para la cantante, a la que acusa de un delito continuado de blanqueo de capitales; mientras que para el ex alcalde de Marbella, al que acusa de los delitos de cohecho pasivo y blanqueo, pide siete años y medio de cárcel. Además, el Fiscal ha pedido tres años y medio de cárcel para Maite Záldivar. También están acusados el hermano de ésta y otras seis personas.
La acusación ha señalado en su calificación inicial que durante el tiempo que Muñoz estuvo vinculado con el Ayuntamiento de Marbella "logró enriquecerse haciéndose con un importante patrimonio", cuya cuantía total "se desconoce", aunque se estima en más de tres millones y medio de euros. "Parte de ese dinero lo ocultaba en el extranjero", ha apuntado.
La Fiscalía ha sostenido que en un primer momento, Muñoz "se valió de su entonces mujer, Maite Zaldívar, sus hijas y su cuñado", también acusado. Aunque ha añadido que "emplea la misma sistemática con su nueva pareja, Isabel Pantoja, escudándose en ésta para dar salida a los fondos generados y de procedencia presuntamente delictiva". Ambas, indica, "eran perfectamente conocedoras del origen ilícito de los fondos, puesto que sabían cuáles eran las fuentes de sus ingresos lícitos".
Blanqueo de capitales
La acusación pública mantiene que Zaldívar presuntamente habría blanqueado 1,3 millones de euros y añade que "no sólo ha contado con esa inyección económica procedente de los fondos que su marido ocultaba en el extranjero", sino que también tuvo dinero en efectivo, "que estaba, según sus propias manifestaciones, en su casa y que se llevó cuando decidió salir de su domicilio a consecuencia de la ruptura matrimonial".
En cuanto a la tonadillera, se ha estimado en 1,8 millones de euros la cantidad que habría sido "reciclada" por ésta, es decir, "el dinero y bienes de procedencia delictiva blanqueados". El fiscal ha analizado la operación de compra de la casa de la urbanización 'La Pera' y ha detallado la compra a la empresa Aifos de un apartamento en el hotel Guadalpín de Marbella a través de otra sociedad vinculada a la cantante.
El fiscal ha destacado que cuando aún no habían iniciado su relación "prácticamente no se produce ninguna operación de ingreso en efectivo", mientras que después son "muy significativos". De hecho, en 2003, "consolidada y pública la relación", se producen 29 operaciones de imposición de efectivo por importe de 293.497 euros.