Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy llama a votar en las elecciones europeas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha aprovechado el debate sobre el último Consejo Europeo que se celebra en el Congreso para llamar a la participación en las elecciones europeas del 25 de mayo, antes de que se hiciera público que Miguel Arias Cañete es el candidato popular para estos comicios. Así lo ha anunciado la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, asegurando que "estará a la altura de lo esperan y necesitan los españoles.

En la bancada del Gobierno estaba sentado el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, sobre el que recaían todas las apuestas como número uno de los 'populares'. Y el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha aprovechado esa presencia para bromear sobre la candidatura del ministro, arrancando las risas y sonrisas de buena parte del hemiciclo, incluido el propio Rajoy.
Nada más tomar la palabra en la tribuna del Congreso, Rubalcaba ha llamado la atención sobre el hecho de que los ministros, según su versión, han aplaudido "fervorosamente" a Arias Cañete cuando Rajoy llamaba a la participación electoral. "Y los que aplaudían, ahora se ríen, para que vean que es verdad", ha añadido.
Aunque aún se desconocía el nombre del candidato, Rajoy ha insistido en la importancia que el Gobierno y su formación dan a las elecciones de mayo porque la UE juega un papel crucial "para consolidar la recuperación económica, crecer y crear empleo".
El 25 de mayo, ha agregado, 400 millones de europeos tienen la oportunidad de elegir a 751 eurodiputados; en el caso de los españoles, 54 escaños en un Parlamento "colegislador, en pie de igualdad con el Consejo de Ministros en la inmensa mayoría de las competencias legislativas atribuidas a la UE".
Mariano Rajoy ha defendido el proyecto europeo por ser "un proyecto de consenso y no de conflicto", y ha citado a Salvador de Madariaga para asegurar que "Europa no será una realidad hasta que no lo sea en la conciencia de los ciudadanos".