Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jáuregui no entiende qué "entusiasmos" pueden despertar "partidos pequeños que nunca han acreditado nada"

Ramón JaúreguiEFE

El número dos de la lista a las elecciones europeas del PSOE, Ramón Jáuregui, ha afirmado este jueves que no entiende qué "entusiasmos" pueden despertar "partidos pequeños que nunca han acreditado nada" o que "han dicho no, siempre". El socialistas considera que la fragmentación del sistema partidario español no es buena y que PP y PSOE van a "seguir siendo el eje central de la representación política española".

Jáuregui no cree que la fragmentación del sistema partidario español sea bueno y ha dudado sobre las "garantías de solvencia y solución a los problemas" del país que derivaría un mapa fragmentado, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press.
A su juicio, se suele confundir el significado de la palabra 'bipartidismo' como si PP y PSOE fuesen "iguales", cuando, en su opinión, el término hace referencia a que los ciudadanos "durante muchos años" han puesto al frente del país a unos u otros. "Los dos partidos vamos a seguir siendo el eje central de la representación política española", ha subrayado.
Ante la posible alta abstención, el número dos de la candidatura socialista, ha advertido que una cifra inferior al 50 por cierto de participación significaría el "fracaso de la fiesta democrática". Así, ha señalado que los políticos tienen "necesidad de recuperar prestigio".
Jáuregui ha defendido que España ha sido "europeísta" desde el comienzo del proceso democrático, "Europa era un ideal, un sueño", ha indicado. Así, ha definido el movimiento euroescéptico como una serie de partidos que pretenden plantear a los ciudadanos una mirada "anacrónica" o "ahistórica" introduciendo mensajes "miserables" y "falsos".
En este sentido, ha advertido que existe "peligro" con lo que denomina 'nacionalismo ultra' y ha opinado que gracias a que la derecha "absorbe" gran parte de la 'derecha extrema', en España no existe "ninguna propuesta articulada que propugne la desaparición de la UE". "Un partido antieuropeo sería peor", ha defendido.
IU TIENE UN DISCURSO "MUY AGRESIVO"
Por otra parte, ha recriminado a IU que "no se puede reivindicar una izquierda fuerte descalificando reiteradamente a la más fuerte de las izquierdas". En estos términos se ha referido después de definir el discurso de la campaña de IU como "muy agresivo" y señalar que incluso le recuerda al "viejo discurso antisocialista de los comunistas" o "la famosa 'pinza' entre Anguita y Aznar".
Jáuregui ha instado a IU a aclarar si apoyarán como próximo presidente de la Comisión Europea al candidato de los 'populares', Jean Claude-Juncker, o el socialista, Martin Schulz, porque votar al candidato de la izquierda europea, Alexis Tsipras, --como ha anunciado el cabeza de lista de IU, Willy Meyer-- puede suponer que gane la derecha. "Como en Extremadura", ha advertido.
Preguntado por la lectura que el grupo socialista haría si en Cataluña gana el bloque en favor de la consulta soberanista, ha afirmado que existe riesgo de que "muchos ciudadanos en Cataluña quieran votar soberanismo catalán" y ha defendido que Europa no se construye "creando nuevas soberanías, sino cediendo soberanía".
"Si desmembramos los estados en diferentes pueblos allá donde hay una comunidad identitaria, cultural, política o lingüística, Europa puede convertirse en un conglomerado de 50 o 60 países que harían prácticamente ingobernable Europa", ha denunciado. Así, Jáuregui opina que "Cataluña nunca estará mejor que en una Europa federal a través de una España federal".
Jáuregui se ha referido al mitin socialista celebrado ayer en Barcelona en el que participó el primer ministro francés, Manuel Valls, como "un gran impulso en la campaña". Así, ha comparado los recortes llevados a cabo en Francia y España y ha señalado que el país vecino es "muy distinto" con ejemplos en el gasto social o su "apuesta" en educación, algo que considera "clave".
Además, ha recordado su reunión de este miércoles con el Colectivo Carta por la Ciencia en el Congreso y ha afirmado quedar "tristísimo". "Nuestra apuesta por la competitividad y por exportar más es una apuesta equivocada porque reducimos nuestro gasto en I+D+i" a lo que ha advertido que "competir con el mundo emergente a la baja es fatal para España".