Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cañete asume que parte del electorado del PP le ha dado un "aviso serio"

El candidato del PP en las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, considera que parte del electorado 'popular' le ha dado a su partido un "aviso serio" en las elecciones europeas pero ha confiado en que el PP sea capaz de volver a movilizarlo en las próximas generales, gracias también al crecimiento económico.

No obstante, el exministro 'popular' ha querido ser "muy prudente" antes de hablar de "sentencia de muerte del bipartidismo", recordando que en las elecciones europeas es más fácil que entren partidos pequeños, porque son unas elecciones de circunscripción única.
En declaraciones a Onda Cero, Cañete ha reconocido que el PP esperaba "algún escaño más" en estas elecciones europeas y ha atribuido el resultado a que los 'populares' no han podido movilizar a todo su electorado porque una parte de éste "no ha entendido la necesidad de las medidas o no le han gustado las medidas duras" que ha tomado el Gobierno. En su opinión, "los españoles no han sido conscientes de lo que era estar al borde del rescate".
Respecto a los resultados en el conjunto de la UE, ha destacado que el auge de partidos eurófobos y de extrema izquierda y derecha va a ser un "cóctel molotov", de manera que socialdemócratas y 'populares' --y también liberales-- van a tener que llegar a acuerdos básicos, a pesar de toda la "confrontación" de la campaña.
Arias Cañete no ha querido dar consejos al PSOE sobre lo que tiene que hacer tras su derrota y tampoco ha dado pistas de si será propuesto como comisario europeo.
"No tengo nada claro que yo vaya a ser comisario", ha dicho, y ha recordado que lo primero es ver si el candidato del PPE a presidir la Comisión, Jean-Claude Juncker, es propuesto efectivamente para el puesto. Ahora hay que ver, ha dicho, si el candidato es él, o otro del PPE, y si "se respeta" el acuerdo de antes de las elecciones de que el presidente de la Comisión salga de la mayoría parlamentaria.