Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El euríbor sube en abril y se sitúa en el 1,225 por ciento

El indicador ha seguido durante este mes una sostenida evolución al alza, ya que marcó el día 1 el mínimo mensual intradía (1,214 por ciento) y se ha situado en el último día de abril en su tasa diaria más alta del mes, por encima del 1,23 (1,236 por ciento). A ello ha contribuido el empeoramiento de las perspectivas de recuperación de la zona del euro, afectadas por la crisis griega y la posibilidad de que otras economías periféricas -España, Portugal, Irlanda- experimenten parecidos problemas.
La rebaja de calificación de la deuda soberana de Grecia, Portugal y España venía a rematar unas semanas fatídicas en las que las dudas de Alemania y Francia sobre la modalidad de ayuda al país heleno ponían en cuestión la cohesión de la Unión Europea. Ello ha afectado también a la solidez de la moneda única europea, que se ha depreciado este mes hasta marcar mínimos anuales en su cambio frente al dólar.
El euríbor refleja confianza
El euríbor a doce meses ya no es la referencia a la que se prestan dinero los bancos en el mercado interbancario, tal y como recordaba el Banco de España en su último informe de estabilidad financiera, debido a que las necesidades de liquidez de las entidades son más inmediatas. Sin embargo, se mantiene como el índice más utilizado para el cálculo de hipotecas y sí refleja la confianza del mercado en la marcha de la economía.
El indicador debería comenzar a repuntar a mediados de año y podríaacabar 2010 en torno al 1,50 por ciento, una vez que el Banco Central Europeo (BCE) cambie el rumbo de su política monetaria y decida subir los tipos de interés en la zona del euro. No obstante, distintos directivos del BCE han reiterado en las últimas semanas que las presiones inflacionistas en la zona euro van a continuar siendo moderadas, por lo que no se esperan próximas subidas de tipos.
Pese a la evolución alcista que ha seguido este mes, la tasa de abril es la segunda más baja de su historia y equivalente a la de febrero de este año. Esta media permitirá a una hipoteca de aproximadamente 150.000 euros con un plazo de amortización de 25 años contratada hace un año que se revise en mayo experimentar un descuento de 39 euros mensuales o 468 anuales.