Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El euríbor sube por segundo mes consecutivo y cierra mayo en el 1,249 por ciento

El euríbor, más bajo que nuncaCuatro/CNN+
El pasado mes de septiembre el indicador cumplió su primer año ininterrumpido de descensos y cerró el mes en el 1,261 por ciento, séptimo mínimo histórico consecutivo, con lo que las hipotecas suscritas un año antes que se revisaron en octubre se abarataron algo menos de 4.000 euros anuales. Esto fue así debido al elevado diferencial que la tasa marcó respecto al mismo mes de 2008, cuando se situaba en el 5,384 por ciento, la segunda media mensual más alta de su historia tras la alcanzada en julio de ese año (5,393 por ciento).
De este modo, una hipoteca contratada en septiembre de 2008 por un importe medio de 150.000 euros, un plazo de amortización de 25 años y un diferencial del 0,25 por ciento obtuvo en su revisión anual en septiembre de 2009 un recorte en la cuota mensual de 327 euros al mes o 3.924 euros menos al año. También las hipotecas contratadas en julio de 2008 que se revisaron un año después lograron suculentos descuentos, de 3.840 euros anuales o 320 mensuales.
A partir del otoño de 2009, y aunque el euríbor continuó a la baja hasta diciembre, cuando experimentó un pequeño repunte, el importe de la rebaja fue disminuyendo al mismo tiempo que se estrechaba el diferencial interanual del indicador.
En lo que va de año el importe del descuento se ha reducido desde los 1.200 euros de media que se ahorraron los hipotecados que revisaron sus préstamos a un año en enero hasta los apenas 480 que se descontaron los que hicieron lo mismo en abril.
Los analistas consultados señalan que el indicador, el más utilizado para el cálculo de hipotecas, se situará a finales de año en torno al 1,5 por ciento. Esto supone que si el indicador mantiene constante el ritmo ascendente las hipotecas que se revisen a partir de agosto y septiembre podrían encarecerse de nuevo tras casi 20 meses consecutivos de rebajas.
En noviembre de 2008 el indicador concluyó el mes con una media del 4,350 por ciento y abarató las hipotecas que se revisaron en diciembre en 36 euros al mes (435 al año), la primera rebaja que se producía desde septiembre de 2005.
Tras la caída de Lehman Brothers, en septiembre de 2008, los bancos centrales y los Gobiernos de medio mundo acordaron una serie de medidas de apoyo al sistema financiero, al tiempo que el Banco Central Europeo (BCE) dejó a un lado su inflexible política de lucha contra la inflación y procedió a recortar los tipos de interés.
Inmediatamente el euríbor, que ya no es exactamente el tipo de interés al que se prestan dinero los bancos, cuyas necesidades son más inmediatas, pero sí un fiel reflejo del estado de la economía, comenzó una racha bajista que, previsiblemente, concluirá este verano.