Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un avión etíope con 92 personas se estrella tras despegar de Beirut

Búsqueda de supervivientes en BeirutCNN+/Cuatro
Un avión de las líneas aéreas de Etiopía se ha precipitado en el Mediterráneo poco después de despegar de Beirut, en Líbano. A bordo iban 92 personas, 85 pasajeros y siete miembros de la tripulación, según ha confirmado el ministro libanés de Transporte.
El avión, un Boeing 737, desapareció de los sistemas de radar cinco minutos después de despegar del aeropuerto de la capital libanesa. En el aparato viajaban 54 libaneses, 22 etíopes, dos británicos y otros pasajeros de nacionalidad canadiense, rusa, francesa, iraquí y siria. Entre los pasajeros que iban a bordo del avión se encontraba la mujer del embajador francés en Líbano según ha informado la embajada francesa.
El accidente se produjo momentos después de que la aeronave, que se dirigía a Addis Abeba, capital de Etiopía, despegase en medio de una gran tormenta con fuertes lluvias y desapareciese de los radares del aeropuerto.
Sin esperanza

Las autoridades libanesas temen que todas las personas que viajaban a bordo del avión de la aerolínea Ethiopian Airlines, que se precipitó al mar, habrían fallecido, dado que el aparato se partió en el aire y el agua estaba muy agitada. Por el momento se han recuperado 24 cuerpos.
Por su parte, el presidente de Ethiopian Airlines, Girma Wake, ha indicado desde Addis Abeba que no tiene información de posibles supervivientes. "He contactado con las autoridades libanesas, que no han confirmado aún ningún superviviente", afirmó.
No es "un sabotaje"
El presidente libanés, Michel Suleiman, considera "improbable" que el accidente sufrido por un avión de la compañía Ethiopian Airlines poco después de despegar de Beirut se trate de un sabotaje.
"Por ahora, es improbable un acto de sabotaje. La investigación determinará la causa", declaró Suleiman en rueda de prensa.