Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Claves para identificar y canalizar el estrés

Claves para identificar y canalizar el estrésInformativos Telecinco

La rutina está llena de situaciones con las que tenemos que lidiar día a día y que nos van agotando tanto a nivel emocional como corporal. No es fácil no sucumbir al estrés y a ciertas situaciones que nos generan estrés. No obstante, no es imposible; no es tan difícil como parece identificar las causas y aprender a controlar la ansiedad, para tener mejor calidad de vida. 

El día a día está cargado de situaciones que pueden llegar a sobrepasarnos: las prisas, los atascos, las distancias... La vida rápida de hoy en día, pueden ser fatales para nuestra salud. Sin embargo, no hay que decaer. 
Si sientes que el estrés o ansiedad te supera, aqui te damos unas claves para examinar las causas y poder canalizarlo. Según un estudio de la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, las personas que perciben con mayor intensidad que el estrés les afecta mucho, son más propensas a sufrir una muerte prematura, por tanto, no seas una de ellas. 
ESCUCHA A TU CUERPO 
La naturaleza es sabia, y nuestro cuerpo es el mejor indicador, que constantemente nos está enviando señales avisándonos sobre cómo van las cosas. 
Lo primero que tienes que hacer es averiguar qué es el estrés para ti, cómo te afecta, qué cambios percibes en tu cuerpo o en tus rutinas (comes y duermes menos, o más, estás más irritable...) y, qué causas te afectan y te generan estrés. 
A continuación, observa tu cuerpo: es algo que no solemos hacer y deberíamos. Hazlo sin juzgar, sin poner etiquetas de bueno o malo; simplemente observa: ¿A qué parte se va el estrés? A la espalda, al cuello, al pecho, al estómago.... El estrés y ansiedad pueden reflejarse de diferentes formas y en diferentes lugares.
También es importante identificar nuestro nivel de miedo frente a las situaciones cotidianas. Del 1 al 10, ¿Cuánto miedo sientes hacia cada momento al que te tienes que enfrentar? Si lo analizas en frío y lo racionalizas, te darás cuenta de que el miedo que crees percibir es mucho mayor del que realmente es. Aprende a tolerarlo y racionalizarlo. 
Por último, e importantísimo, hay que estar muy atentos a nuestros pensamientos. Los pensamientos son alimentados por los sentimientos. Primero sentimos, y pensamos en función de lo que estamos sintiendo. Y muchas veces esto puede ser irracional. ¿Mientras conducimos o nos duchamos, no solemos ser conscientes de lo que estamos pensandoAprender a estar concentrados en nuestros pensamientos nos ayudará a poder controlarlos y elegir cambiar nuestros patrones de pensamiento hacia ideas y caminos mas positivos
Pues muchas veces pasan por nuestra mente pensamientos negativos de los cuales no somos ni conscientes y únicamente nos están generando estrés, inseguridad y miedo. 
En la vida de todos nosotros suceden diversas situaciones que pueden generar estrés y miedo, sin embargo hay que aceptarlo con naturalidad y aprender a reducir el impacto y a controlar la situación, impidiendo que estas emociones negativas no nos controlen. 
“Muchas veces te quedas atorado en el sentimiento, no comes, no duermes y te quedas con el estrés, pero es mejor que averigües qué puedes hacer ante la situación que te perturba, enfrenta tu miedo y las emociones que sientas”, señala en una entrevista para Salud180.com Luisa Altamirano de Anaya, coach ontológico de Sukha Total.
La coach indica que hay un lujo que no podemos darnos: dejar que la angustia, tristeza o el miedo nos alejen de nuestra paz y felicidad. Por ello, empieza ya a auto-evaluarte y busca soluciones.