Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El yihadista detenido en San Sebastián lideraba una célula que planeaba volver a atentar en Francia

Concluye tras casi ocho horas el registro en el chalé en el que vivía de alquiler en el barrio de Polloe
La Policía Nacional ha concluido pasadas las 14.00 horas el registro en la vivienda del barrio de Polloe de San Sebastián (Guipúzcoa) donde vivía en régimen de alquiler el marroquí detenido por liderar una célula que tenía instrucciones para volver a atentar en Francia, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.
La información aportada por el CNI y la Dirección General de Vigilancia del Territorio (DGST) de Marruecos ha permitido detener a este marroquí en una operación policial enmarcada en la línea de "neutralización de las amenazas recientemente difundidas por DAESH", según ha informado el Ministerio del Interior.
A la vivienda, un chalé situado en el número 4 del Paseo Maestro Arbos, se han desplazados especialistas de la lucha antiterrorista y de la Policía Científica en busca de pruebas de ADN. Tras casi ocho horas de registro, han salido de la vivienda con cuatro cajas.
La Policía investiga a este marroquí por ser el líder de una célula yihadista que hacía uso de las redes sociales y no dudaba en acercarse a jóvenes en riesgo de exclusión social, aprovechando su condición de profesor de boxeo para ganarse su confianza.
El detenido estableció conexiones con otros dos arrestados con anterioridad en Marruecos y Francia. Fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por Europa Press han precisado que esta célula disponía de instrucciones que buscaban repetir en Francia atentados como los perpretados en París el 13 de noviembre de 2015 con terroristas suicidas o el del pasado 14 de junio en Niza, en esta ocasión recurriendo a un camión de gran tonelaje.
El detenido comenzó a compartir piso con otro de los integrantes del grupo que, hasta ese momento, no había mostrado ningún signo de comportamiento radical pero que, tras cinco meses de convivencia, comenzó a exhibir en redes sociales contenidos vinculados a DAESH, iniciando así una etapa de adoctrinamiento bajo la dirección del arrestado.
SE PRESTABAN AYUDA ECONÓMICA
En su última fase de radicalización, este segundo miembro del grupo dejó de asistir a clases y limitó su relación social al detenido, que le dio instrucciones para viajar de Guipúzcoa a Turquía y le envió dinero para su estancia en ese país. Finalmente, éste, tras una orden emitida por España, fue detenido en Marruecos donde manifestó que había recibido un pendrive de la organización terrorista DAESH con diferentes instrucciones.
La peligrosidad e importancia del detenido hoy en San Sebastián dentro de la estructura de DAESH quedó acreditada tras establecerse su conexión con un tercer miembro de la célula, arrestado el pasado 20 de noviembre de 2016 en Estrasburgo por las autoridades francesas.
Los investigadores comprobaron que los tres componentes del grupo terrorista habían coincidido en el mismo periodo de tiempo en San Sebastián (Guipúzcoa) y que entre ellos se habrían prestado soporte económico.
Desde Andalucía, donde ha presidido la toma de posesión del nuevo general jefe de la Guardia Civil en la IV Zona, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha felicitado a las fuerzas de seguridad por llevar a cabo esta tercera operación contra el yihadismo en lo que va de año.
Tras recordar que "la seguridad absoluta no existe" y que, por esta razón, no se baja la guardia, Zoido ha insistido en que no se ha detectado ningún plan concreto de atentado en España. "No hay ningún indicio de que pueda producirse un atentado", ha defendido.