Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿De dónde vienen los nombres de las investigaciones policiales?

Operaciones policialesInformativos Telecinco

Son muchas las tramas que ocupan los titulares de los periódicos y es normal preguntarse de dónde vienen esos extravagantes términos que usan para definirlas: Taula, Gürtel, Púnica… ¿Son puestos al azar o tienen algún significado?

Inicialmente, la Guardia Civil nombraba a los casos por su número identificativo. Sin embargo esto resultaba muy confuso para los trabajadores, que dentro de la comisaría, acababan denominándolos de formas mucho más sencillas. Con el paso del tiempo, las autoridades fueron adaptando esta costumbre y, actualmente, es el primer Guardia Civil que tiene en sus manos una investigación el que la bautiza. Normalmente, suelen buscar nombres que estén directamente relacionados con la causa, pero no descubran datos relevantes de la operación así como nombres de sospechosos.
Esto ha provocado que las autoridades busquen nombres de lo más peculiares para las distintas operaciones policiales que se han vuelto noticiosas en los últimos tiempos. Por ejemplo, la última de ellas, el caso 'Taula', en el que está implicado el expresidente de la diputación de Valencia Alfonso Rus, debe su nombre a  la Historia de la Corona de Aragón. En este territorio (en el que se encontraba Valencia)  se crearon las ‘Taula de canvi’, que fueron las primeras instituciones financieras de la zona.
Sin embargo, en otros casos se prefirió usar términos extranjeros para bautizarlas. Ese fue por ejemplo el caso de ‘Gürtel’, que significa ‘correa’ en alemán y que hace alusión al empresario Francisco Correa.
La trama ‘Púnica’ también debe su nombre a un idioma, pero en este caso es el latín. Punica granatum es el nombre con los que los biólogos nombran al árbol de la granada y que, en este caso, hace clara referencia a Francisco Granados, al que se considera el centro de esta trama corrupta que se dio en diversos ayuntamientos. Esta técnica de referirse el principal imputado de una trama corrupta, se usó en el caso Malaya. En este caso, el nombre viene de la ‘gota malaya’, que es ese método de tortura que consiste en acabar con la vida de alguien produciendo un constante goteo sobre su frente y que, es capaz de acabar aquellos que son como “rocas”. Por supuesto, en este caso se referían a Juan Antonio Roca.
Pero no todos los nombres son tan rebuscados. Por ejemplo, en el caso Pokemon, el nombre se le dio por la complejidad de los nombres de todos los sospechosos (en su gran mayoría, de nacionalidad china) que “se parecen” a los nombres de los personajes que aparecen en el famoso videojuego. Más obvio es, en cambio, el nombre del caso Neptuno, en el que se investiga la muerte de Jimmy, un ultra del Deportivo de La Coruña que falleció en una reyerta contra los fanáticos del Atlético de Madrid.