Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las víctimas pedirán hoy a la Agencia Ferroviaria Europea que se ofrezca para testificar ante el juez

Las víctimas del accidente del tren Alvia ocurrido en Angrois en julio de 2013 pedirán este miércoles a la Agencia Ferroviaria Europea (ERA en sus siglas en inglés) que se ofrezca para testificar ante el juez instructor del caso del tren siniestrado, después de que este órgano de la Unión Europea haya defendido la falta de rigor e independencia de la investigación llevada a cabo en España.
"Queremos un acuerdo para que la ERA comparezca en el juicio de Angrois y un acuerdo para que se abra una nueva investigación", ha avanzado en declaraciones a la prensa en Bruselas la portavoz del BNG Ana Miranda, que ha acompañado a los representantes de las víctimas a la capital europea.
La plataforma de afectados del Alvia a Santiago de Compostela ha recibido este mismo miércoles el respaldo de la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, que, tras escuchar a sus representantes, ha instado a la Comisión Europea a interceder para forzar a España a realizar una nueva investigación.
En su intervención ante los eurodiputados, las víctimas han insistido en la necesidad de contar con el respaldo de las instituciones europeas para presionar al Gobierno de Mariano Rajoy a permitir una comisión de investigación "técnica e independiente" y otra parlamentaria, que permita aclarar los hechos y resarcir a las víctimas.
"Confiamos en Europa. Es una desgracia decir esto, pero confiamos poco en nuestro país", ha declarado a la prensa antes de comparecer ante los eurodiputados una de las víctimas, Teresa Gómez-Limón.
En la misma línea, el presidente de la asociación de víctimas del Alvia, Jesús Domínguez, ha lamentado que el cambio de Gobierno y de titular al frente del Ministro de Fomento no se haya traducido en cambios respecto a las exigencias de los afectados.
"Siempre es el mismo mantra. Lo que dicen es que está con las víctimas y que tenemos su apoyo, pero no queremos su apoyo, lo que queremos es una comisión de investigación técnica independiente y otra parlamentaria que depuren responsabilidades. Lo demás es un brindis al sol", ha resumido Domínguez.
NUEVA INVESTIGACIÓN
Tras escuchar a los representantes de las víctimas, de la Comisión Europea y de la ERA, la presidenta de la eurocomisión de Peticiones, la liberal sueca Cecilia Wikström, ha concluido que hay evidencias de que no fue un órgano independiente quien realizó la investigación, pese a ser un requisito de la normativa comunitaria en materia de seguridad ferroviaria.
Por ello se ha comprometido con la plataforma de víctimas a mantener el contacto y seguir trabajando con Bruselas, con el objetivo de que se lleve a cabo una nueva investigación.
Una posición que ha sido respaldada por todos los eurodiputados intervinientes, a excepción del PP, que ha defendido la actuación del Gobierno y la calidad de la investigación llevada a cabo.
Tras escuchar el posicionamiento de los eurodiputados, las víctimas han aplaudido el respaldo de la institución y han confiado en que ello fuerce a la Comisión Europea a ejercer "presión" sobre el Gobierno español para que actúe en consecuencia "lo antes posible".
"La Comisión nos ha explicado que legalmente no puede abrir una investigación, pero sí presionar, y esperamos que cumpla su palabra", ha declarado a la prensa Domínguez, al término de la sesión.