Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez cita a otros dos trabajadores de la productora que peritó la grabación policial sobre el Pequeño Nicolás

El juez Arturo Zamarriego continuará a finales de septiembre con la investigación para tratar de dilucidar quién llevó a cabo la grabación ilegal en la que tres policías y dos agentes del CNI hablaban sobre la investigación en curso que afectaba a Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el 'Pequeño Nicolás'.
Según han informado a Europa Press fuentes jurídicas, el próximo 28 de septiembre declararán en el juzgado número 2 de Plaza de Castilla dos trabajadores de la productora Mandarina. Se trata de los dos empleados a los que aludió la semana pasada en su declaración judicial el perito de esta misma empresa encargado del informe que concluía que los policías hablaban de "lavar" pruebas para perjudicar al 'Pequeño Nicolás'.
La citación, que ha sido notificada este lunes a las partes del conocido como 'caso Nicolay', trata de esclarecer si en la grabación --filtrada a la prensa-- de la conversación llevada a cabo el 20 de octubre de 2014 se habló de "lavar" pruebas, como sostiene la defensa del 'Pequeño Nicolás' apoyándose en dicho informe.
Concretamente, el informe utilizado por la defensa de este joven procesado por hacerse pasar por emisario del Rey transcribía expresiones como "lavar" o "entre nosotros", concluyendo que se trataba de una prueba de una confabulación policial.
La transcripción fue refutada en sede judicial la semana pasada por la Policía Científica. Estos segundos peritos señalaron que, al contrario de lo que sostiene el perito de la productora Mandarina, en ningún caso se puede concluir que los agentes hablaran de lavar pruebas para perjudicar al 'Pequeño Nicolás'.
El juez Zamarriego tiene pendiente responder a un segundo escrito del fiscal Alfonso San Román -- que cuenta en este punto con el apoyo público de la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal-- pidiendo la disolución de la comisión judicial que encabeza el comisario Marcelino Martín-Blas, al entender que no puede realizar esta función al haber sido uno de los policías grabados y, por tanto, perjudicados.
Por este motivo, el excomisario José Manuel Villarejo --se jubiló en agosto-- ha pedido que se anulen las pruebas aportadas a la causa por esta comisión judicial. Este veterano policía, que se definía a sí mismo como agente encubierto, ha sido señalado por Martín-Blas como el responsable de la grabación de octubre de 2014, situando este caso entre uno de los capítulos que arrastra la conocida como 'guerra de comisarios'.
INFORMACIÓN REQUERIDA A LA POLICÍA
Por su parte, el magistrado continúa a la espera de recibir la información requerida a la Dirección General de la Policía sobre la relación de viajes a Cataluña que mencionó en su última declaración el propio Villarejo, reanimando la polémica sobre la participación de las fuerzas de seguridad en la estrategia para frenar el proceso soberanista.
El juez también pidió que se le informara de los programas 'espía' que utiliza la Policía y las cuentas de correos electrónicos que utilizaron los agentes implicados en este caso.
El 28 de septiembre, antes de los empleados de la productora Mandarina, el titular del juzgado 2 de Madrid ha citado a dos vigilantes de seguridad para que testifiquen sobre un incidente entre el 'Pequeño Nicolás' --y denunciado por este joven-- y el inspector Rubén López, 'mano derecha' en la comisión judicial que encabeza Martín-Blas.
Las fuentes consultadas por Europa Press han asegurado que, al menos hasta este lunes, no se había notificado cuándo se llevarán a cabo otras declaraciones suspendidas la semana pasada como la de Gemma Alcalá, mujer de José Manuel Villarejo y directora de 'Información Sensible', investigada por ser el medio que publicó la primicia sobre la grabación de octubre de 2014 objeto de la investigación judicial.