Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres tiroteos relacionados

Le detuvieron después de dos horas de una búsqueda llena de nerviosismo y confusión. Ni era un atentado, ni un kalasnikov, ni el sospechoso era árabe. El detenido es Jorge Casas, un español de 44 años que vivía solo, separado de su mujer desde hace dos años. Le conocían como "El veterinario", su profesión. Los dos agentes heridos siguen ingresados. El sargento, al que disparó en el cuello, fue operado a vida o muerte y sigue en estado crítico. La investigación se centra en la munición utilizada por el sospechoso, el mismo arma, un rifle del calibre 22 largo con 5 cargadores, que se usó en dos sucesos recientes sin esclarecer: La muerte de un camarero de nacionalidad húngara, en un tiroteo en Vilanova i la Geltrú, el pasado 29 de junio, donde resultó herida la dueña del bar y el homicidio a tiros de un hombre de 63 años, este lunes, en su casa, en Mont-roig del Camp. Precisamente, el mismo al que velaban ayer en el tanatorio de Gavá y que podría ser su ex suegro. Todo apunta a que se trata de una historia de venganza.