Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El testaferro de Correa no sospechó de la procedencia del dinero: "Daba igual si eras alcalde u Obispo"

Antonio Villaverde Landa, abogado que trabajó entre 2001 y 2004 para el presunto 'cabecilla' de la Gürtel, Francisco Correa, ha negado este lunes, ante el tribunal encargado de juzgar la primera época de actividades de la red (1999-2005), tener constancia de que el considerado líder de la trama pudiera haber cometido algún delito fiscal por sus actividades en cuentas vinculadas a sus empresas en el extranjero, ya que nunca sospechó de la procedencia de los fondos que gestionaba porque, a su juicio, era un empresario de "éxito". En este sentido, añadió que "hace quince años daba igual si eras alcalde, magistrado del Tribunal Supremo u Obispo".
El acusado --que ha empezado a declarar este lunes tras finalizar la comparecencia del presunto 'cerebro' financiero, Luis de Miguel-- ha afirmado que era apoderado en algunas de las cuentas de Correa y que fue contratado para "gestionar" el patrimonio y sacar el "mayor valor posible" de este.
Para Villaverde, el traspaso de fondos entre cuentas de clientes en Suiza y España es una "operación de compensación" habitual y ha destacado que nunca sospechó que la intención de Correa fuera ocultar este dinero pues, según ha afirmado, no le avisó de este objetivo.
En esta línea, ha explicado que pensaba que estaba gestionando unos fondos procedentes de la "actividad empresarial" y que no dudó de su origen porque era un "empresario de éxito" con clientes en el extranjero. Asimismo, ha señalado que su "cliente principal" era el "partido que luchaba contra la corrupción anterior", en referencia al PP, al mismo tiempo que ha asegurado que hubiese "extrañado" estas operaciones "si fuese otra persona".
PREGUNTAR, UNA "INDISCRECIÓN"
Además, ha destacado que nunca ha preguntado "a ningún cliente" la procedencia del dinero que manejaba ya que hace "15 años" era una "indiscreción" preguntar por dicho origen. "Te podían contestar 'y a ti que te importa'", ha apuntado.
Así, ha afirmado que creía que los miles de millones de euros que ingresó Correa provenían de operaciones lícitas como "operaciones inmobiliarias, compraventa de valores o de fondos de inversiones".
El abogado del PSOE valenciano, Virgilio Latorre, le ha preguntado si las transferencias de "compensación" que realizaba es lo que actualmente se conoce como 'pitufeo', a lo que Villaverde ha defendido que no es exactamente lo mismo porque en sus operaciones se "identificaban" todas las partes, tanto las sociedades como las personas físicas.
Villaverde se ha mostrado enfadado con una de las preguntas del letrado de los socialistas valencianos cuando le ha preguntado si recordaba a qué operaciones concretas, o al menos una de ellas, correspondían algunas de las transferencias que hizo entre las cuentas. "¡No me acuerdo a qué obedecen ninguna!", ha dicho resoplando.
"DABA IGUAL QUE FUERAS ALCALDE, MAGISTRADO U OBISPO"
Por otro lado, Villaverde, que se enfrenta a 15 años y nueve meses de prisión, ha confirmado que también el exalcalde de Majadahonda (Madrid) Guillermo Ortega era uno de sus clientes. Ha enfatizado que nunca le llamó la atención que un primer edil ingresase una cuantía aproximada de 650.000 euros.
"Podía haber operaciones de todo tipo y el alcalde tiene vida aparte de su nómina, puede comprar valores, puede hacer negocios de todo tipo", ha dicho al respecto. "Hace 15 años daba igual que fueras alcalde, magistrado del Tribunal Supremo u obispo", ha recalcado.
Tras finalizar su declaración, el presidente del tribunal, Ángel Hurtado, le ha preguntado si como un profesional que gestionaba "dinero ajeno" era consciente de que antes de la modificación del Código Penal en 1995 se introdujo un capitulo sobre el blanqueo de capitales, algo que el acusado ha negado conocer.