Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soria pide calma ante los seísmos porque la situación "no es preocupante"

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha reconocido que el origen de los seísmos registrados en la costa norte de Castellón "podría estar" relacionados con el proyecto Castor de almacenamiento de gas. Soria, sin embargo, ha pedido calma, "porque en opinión de los técnicos no es una situación preocupante".

El ministro de Industria ha respondido así minutos antes de comparecer en el Congreso para dar cuenta de los planes sobre minería del Gobierno y preguntado sobre la posible relación de estos temblores con los trabajos de almacenamiento subterráneo de gas del proyecto Castor en la zona.
En este sentido, ha insistido en que, "aunque científicamente, en estos momentos no está contrastado, hay una probabilidad muy alta" de que haya una relación de causa-efecto entre la inyección del gas y los terremotos registrados, según los datos aportados por el Instituto Geográfico Nacional (IGN) y el Instituto Geológico y Minero (IGME), cuyo informe se espera "para los próximos días".
Además, ha subrayado que la inyección de gas estará paralizada hasta que no haya garantía por parte de los técnicos de que no se van a producir movimientos sísmicos como los producidos.
"Mientras no haya garantías totales para la seguridad de la población de que no se van a producir ese tipo de movimientos no se autorizará a inyectar nuevo gas", ha reiterado el responsable de Industria.
Igualmente, ha recordado que la instalación tenía una autorización provisional para hacer pruebas y como resultado de las mismas el Gobierno dictó paralizarlas hasta que se supiera exactamente qué ha pasado.
Precisamente, el Ministerio de Industria dictó en la madrugada del miércoles al jueves pasado una resolución para parar cualquier actividad adicional hasta que no se sepa qué es lo que está sucediendo, según ha confirmado el ministro esta misma mañana en una entrevista radiofónica.
En cuanto a si hubo una negligencia a la hora de conceder los permisos para la realización de los trabajos, Soria ha recordado que hubo una declaración de impacto ambiental en 2009, hecha por el Ministerio de Medio Ambiente de entonces (PSOE), donde no se consideraba el posible riesgo sísmico de estas prácticas.
Por otro lado, sobre si el Gobierno apoyará a la diputación de Castellón en su denuncia a los exministros que autorizaron los estudios de impacto ambiental, Soria ha resaltado que la prioridad del Gobierno se encuentra en saber por qué se están produciendo estos movimientos sísmicos.
COORDINACIÓN ENTRE MINISTERIOS
Finalmente, ha destacado que la vicepresidenta del Gobierno está coordinando la actuación de varios departamentos ministeriales sobre la materia.
"Está el Ministeiro del Interior que es quien tendría que activar el Plan de Emergencias, que ya lo está en la Comunidad Valenciana, aunque a nivel 0, porque consideran los técnicos que no es un nivel preocupante como para aumentar el nivel cero. Sólo se haría cargo el plan de emergencias del estado si llegara a nivel 3", ha apostillado.